X hits on this document

PDF document

Caballo_Maera_-_Volumen_2_(Octubre_2009).pdf - page 12 / 28

87 views

0 shares

0 downloads

0 comments

12 / 28

12

Sainetes y elucubraciones de Federico F.

Acto 5. Conozcamos a Arnaldo G. y Federico F.

Arnaldo G., natural de la Isla de Pas- cua pero criado desde los 14 años en Poble Sec, siempre ha sido una per- sona con inquietudes. A los 7 años, y aunque su padre ya lo avisara de que “la Isla de Pascua es el territorio más distante de tierra firme del mundo, payaso”, intentó alcanzar las costas de Chile a bordo de un Moai forrado de balones de playa Nivea. Por suer- te para el, ya que en esos momentos Chile era un país convulso e inmerso en devaneos dictatoriales, se quedó a escasos 3.900 km. de tocar tierra. O sea, en la orilla.

Ya instalado en Poble Sec junto a una humilde familia de adopción (sus padres lo vendieron a un bar- co mercante por una sombrilla de playa, una suscripción anual al Muy Interesante y 300 litros de Titanlux rojo, con los que pretendían acome- ter el repintado de los Moai’s de la isla), y después de una infancia dura marcada por el hambre y la ausen- cia de videojuegos en su vida, a los 19 años empieza a vislumbrar en su horizonte un interés irrefrenable por dos cosas concretas: el periodismo de denuncia y las mujeres de pechos profusos.

Como se da cuenta de que en el se- gundo lance poco tiene que hacer, gracias a una preciosa tez cortesía de que de pequeño lo usaban para lijar el musgo de los Moai’s, se afa- na profusamente en grabar todo lo que pasa en su barrio para, acto se- guido, vendérselo a varias cadenas generalistas de TV, interesadas en contar las bondades de este tipo de zonas (deprimidas a ojos del ingenuo público): putas trabajando en plena calle, chulos que pegan tanto a putas como a vecinos, niños en bicicleta vendiendo droga, abuelos que lo han perdido todo por el caballo, jóvenes consumiendo pastillas en parkings, madres de 15 años, basureros y ratas en cada portal…etc. Vamos, una be- lla y ante todo fidedigna visión de lo que suele ser la vida de un barrio. Así, en un arranque emprendedor,

fundó un programa de denuncia en una TV local con la idea de rebajar esta imagen de degradación, al que llamó “¡Así no son los Callejeros!”, pero una cadena de gran ética le robó la idea.

Actualmente, y después de varios litigios que lo arruinaron a el y a su familia (lo que le obligó a vender su colección de micrófonos de escucha firmada por el ex responsable del CESID), trabaja como redactor de política y actualidad para la revista Mimbre y Carmín, folletín especiali- zado en reportajes sobre cestas para el campo y pintalabios de mujer, con gran solera en el ruedo político.

[…]

A Federico F. ya lo conocimos un poco más en el número anterior de Caballo Maera. Díscolo, alocado, antiguo galán del papel cuché y ante todo un payaso de los pies a la cabe- za, el origen de Federico es difícil de precisar ya que su partida de naci- miento se encuentra extraviada, jun- to con la calderilla que cogió prestada Luis Roldán de los fondos públicos y la manteca usada para rescatar a los bancos. Huérfano de nacimiento, y criado por unos padres adoptivos bien acomodados que le dieron todo en su momento, cuando va borracho siempre cuenta (es decir, muy a me- nudo) que es hijo secreto del gran cantante melódico Tom Jones, todo por un supuesto parecido físico que obviamente solo el ve.

Desde pequeño se ha dedicado única y exclusivamente a dilapidar la for- tuna de la familia adoptiva en gua- teques y fiestas rosas de diverso ca- lado. Sin embargo, y debido a que la empresa familiar se fue a por tabaco en 2001 (sus padres fueron los úni- cos socios fundadores de Terra que no consiguieron sacar una mierda de su venta a Telefónica por 3 duros), su vida dio un drástico giro a princi- pios del siglo XXI. En aquella época tuvo que empezar a buscarse la vida ya que, cerrado el grifo paterno y

expulsado de casa de sus padres por pánfilo gilipollas, sus necesidades de capital eran imperiosas para poder mantener su lujoso tren de vida: al haber elegido el mismo camino de Paris Hilton, pero sin la suerte de esta ni su capacidad para hacer la felación adecuada a la persona ade- cuada, siempre ha adolecido de un problema, que no es otro que su falta de estudios. Esto, unido a su fama de charlatán, provoca que solo le quede una salida para encontrar trabajo: MENTIR COMO UN CABRÓN (lo cual pudisteis comprobar en el nú- mero anterior de Caballo Maera). Así que, desde 2001, su vida ha girado en torno a los gin tonics, la mentira y los trabajos más variopintos.

Actualmente, y gracias a los pocos contactos que ha conservado de su época de enfant terrible de la farán- dula, le han encargado la dirección de un importante proyecto cultural de tintes filosóficos y matemáticos denominado Proyecto ANDA: Infini- tos Monos Intentando Escribir Obras de Shakespeare. No le preguntes por su labor al frente de tan importante proyecto financiado por la UE y la NASA: el te dirá que se pasa el día viendo muchos monos aporreando un teclado mientras se bebe un gin tonic de Hendricks con pepino.

Cosa que, obviamente, le hace mu- cha gracia.

(continúa en el Acto 6)

Si pesa como un pollo, me la follo

Document info
Document views87
Page views101
Page last viewedMon Dec 05 09:56:56 UTC 2016
Pages28
Paragraphs724
Words12284

Comments