X hits on this document

PDF document

Caballo_Maera_-_Volumen_2_(Octubre_2009).pdf - page 5 / 28

95 views

0 shares

0 downloads

0 comments

5 / 28

Sainetes y elucubraciones de Federico F.

Acto 4. Hay una pregunta para usted. Comprometida, además.

  • -

    Follar con animales muertos.

Que el Señor Jesucristo se apiade de nuestras corcomidas almas.

  • -

    ¿Como?

  • -

    Eso, que follar con animales muer-

tos es mi principal hobbie. Después viene robarle el dinero a los contri- buyentes de la querida comunidad autónoma en la que gobierno y co- leccionar barquitos de papel con el logotipo de Hanna Montada. Ay per- dón, de Hanna Montana, es que me pierdo con las adolescentes, ¿sabe?

Miro hacia mi derecha con asombro y lánguida estupefacción. Me toco el nudo de la corbata del C&A, color verde caqui. Ahora miro hacia mi izquierda, a lo Keanu Revees en Constantine bus- cando un mechero. Dejo el bolígrafo en la mesa y carras- peo gracilmente. Observo que hay una foto de Rita Barberá entablando amistad con un potro retozón a la manera de Ciccio- lina en los noventa.

Me reclino levemente en la silla ha- cia atrás mientras miro al techo con esa expresión de asombro tan bien perpetrada por Tom Cruise en, no se, digamos todas sus películas. Silencio sepulcral. Miedo, intriga. Imagino a Rita succionando un in- menso pene ecuestre.

Tensa espera.

Francisco Camps, oh sorpresa, se carcajea fuertemente con una segu- ridad en si mismo digna del que sabe que va a follar SI O SI cando acude al FIB con catorce gramos de MDMA, listos para ser entregados a cambio de favores sexuales entre las hor- das de borrachas sonrosadas que se amontonan enfrente de escenarios con grupos de electro pop.

[PAJA MENTAL #1] Esas borrachas sonrosadas son las mismas que, tra- bajando en un restaurante español en Londres, te preguntan cuando le traes la paella que “why the rice is so yellow?” con toda la cara del Capitan Spock mirando al sol de frente en un atardecer de los Caños de Meca. Reproducimos aquí la conversación estandar mantenida por el estoico camarero en estos casos:

  • -

    It’s so yellow because, in Spain, we

use to have a piss into the rice before cooking it. This is the real Spanish touch!

  • -

    Oh, really?

  • -

    Yeah, babe. So, let’s go to the key

point: do you swallow it?

  • -

    The rice?

  • -

    No, the semen.

  • -

    Well, it depends of the money that

you have into your bank account. You don’t look to earn too much wor- king as a waiter, isn’t it?

  • -

    Well, I’m a famous Spanish mem-

ber of the Crown Family, but I’m here improving my English, I guess.

  • -

    Oh, really?

  • -

    That’s it, sweetheart.

  • -

    So, in this case, can I suck your mo-

narchical penis?

  • -

    I finish at ten.

  • -

    Thanks a lot!

[Fin de la PAJA MENTAL #1, patro- cinada por año y medio trabajando en un restaurante español en Lon- dres.Volvemos al asunto de Francis- co Camps] Mister President, vistien- do un elegante traje que, en términos monetarios, es equivalente al presu- puesto para sanidad pública de todo Mogadiscio, se levanta de su silla, deambula por su despacho con porte juguetón, se acerca a una caja fuerte oculta tras un cuadro que representa a Jose María Aznar jugando al poker con tres aristócratas perritos ingle- ses, me mira fijamente mientras in- troduce una combinación numérica que, seguramente, sean los números de LOST. Se me pasan por la cabeza muchas co- sas que podría sacar de la caja fuerte: una katana recién traída de Taiwan, un magnum del 47, un Magnum al- mendrado, un cheque en blanco con el anagrama de Orange Market, en-

tradas para el Circo del Sol…

  • -

    Disculpe señor Camps, pero ¿me

podría explicar qué está haciendo?

  • -

    Relájese joven, relájese. Siéntase

como en su casa.

Preocupación y Temor.

Chasquido de apertura de una puer- ta metálica.

De la caja extrae una pequeña bande- ja de plata con el logotipo del PSOE, seguramente regalo de cortesía del Juez Garzón tras veranear las dos familias juntas en Cazorla, cazando perdices. Encima de la bandeja repo- sa algo que no alcanzo a ver ya que está cubierto con un fino foulard co- lor melocotón. Mi amigo Francis me mira fijamente con la misma cara que pondría Bigas Luna si fuera monitor en una excursión de Jóvenes Casto- ras Con Problemas De Ninfomanía mientras se acerca lentamente. Deja la bandeja justo enfrente mía, en una mesa estilo Luis XVI. El ho- jaldre se me deshace lentamente. Levanta el foulard color melocotón y descubre un objeto inanimado que, desde donde yo alcanzo a ver por la perspectiva que tengo, parece ser un tortellini relleno marca Eroski, color amarillo hueso añejo.

  • -

    ¿Quieres conocer a mi pequeño

amigo Estéfano? El si quiere co- nocerte a ti, antes me lo ha dicho. ¡Vamos Estéfano, saluda a tu nuevo concubino! ¡Estoy seguro de que os vais a llevar muy bien!

La madre que lo parió.

En una película de Cronenberg, a este personaje lo quitarían del guión por perturbado e hijo de puta. Sin embargo, si fuera presentador de televisión le darían un programa en Antena 3, en horario de Prime Time y repeticiones a go-gó en horario infantil, un TP de Oro al mejor pre- sentador Novel (Novel no, Fortuna) y la posibilidad de presentar las campanadas de fin de año mientras come corazones crudos de pollo en riguroso directo junto al tatuado de Coto Matamoros.

  • -

    Mire señor Camps, creo que esto

Para un viaje corto, cualquier maleta es buena

5

Document info
Document views95
Page views109
Page last viewedThu Dec 08 19:15:45 UTC 2016
Pages28
Paragraphs724
Words12284

Comments