X hits on this document

PDF document

(Disability and early care in childhood) - page 6 / 14

33 views

0 shares

0 downloads

0 comments

6 / 14

Gorrotxategi Gorrotxategi, Pedro: Discapacidad y atención temprana en la infancia

causa más frecuente de sordera neurosensorial de origen no hereditario16, siendo su frecuencia todavía mayor en la población infectada por el virus de la inmunodeficiencia humana17.

Independiente de los factores de riesgo existentes o no en el niño, en un 50% de los niños con hipoacusia no se encuentra ninguno de estos factores, por lo que se ha recomendado realizar un screening universal a todos los niños. Existen diferentes pautas para su realización. En la Comunidad Foral Navarra se sigue el siguiente protocolo: Se realiza una encuesta neonatal sobre riesgo de sordera (los factores antes descritos) y a los niños con factores de riesgo positivos se realiza directamente potenciales evocados auditivos de tronco cerebral, que es la prueba más fiable, sobre todo en el caso de bilirrubina ele- vada e infección congénita por toxoplasma, enfermedades en las que la lesión en el núcleo auditivo y en ellos las otoemisiones no son un estudio adecuado. El método de screening para los niños sin factores de riesgo son las otoemisio- nes acústicas, técnica de fácil realización y que no requiere ningún aparataje complejo. En el caso de que la prueba no sea adecuada, se realizarían poten- ciales auditivos de tronco cerebral18. Esta pauta, que en el momento actual también se realiza en la Comunidad Autónoma Vasca, sigue las recomendacio- nes de la Comisión para la detección de la hipoacusia infantil19.

6. PARÁLISIS CEREBRAL

Se define parálisis cerebral como un trastorno motor crónico, que afecta a la postura y a la movilidad, persistente pero no invariable, que es expre- sión de una agresión cerebral no progresiva ocurrida en el proceso de madu- ración del sistema nervioso central, es decir, sobre un cerebro inmaduro. En cada una de las edades encontramos signos diferentes que nos indican una maduración inadecuada del sistema nervioso central, así, por ejemplo, en el recién nacido, un llanto anormal, dificultad de succión y deglución, motilidad pobre e hipotonía cervical son algunos de los signos patológicos; en el niño menor de 3 meses, la sonrisa pobre, alteración del llanto y tanto hiper como hipotonía son anormales; en el 2º trimestre, la empatía pobre, hipotonía de cuello y tronco, imposibilidad de mantener la posición de sentado y la no manipulación de los objetos tiene que llamarnos la atención; en el 3º y 4º trimestre, la empatía pobre, la manipulación torpe y repetitiva, la ausencia del lenguaje y la ausencia de equilibrio a través del apoyo en las manos debe hacernos pensar en una alteración en el desarrollo de ese niño20. Pero la lesión causada por la parálisis cerebral “no es invariable” y es por eso por lo que se pueden obtener resultados positivos con un tratamiento fisioterápico precoz y específico de la alteración motora. Por tratamiento precoz se entien- de el realizado en los dos primeros trimestres de la vida, es decir, antes de que se estructuren definitivamente los cuadros de parálisis cerebral. Este tratamiento se basa en aportar al SNC una información propioceptiva adecua- da, a partir de la cual pueden reorganizarse los circuitos neuromotores y acti- varse la formación de nuevas redes neuronales. Se basa, por tanto, en las posibilidades de regeneración y de remodelado neuronal (es decir, la llamada “plasticidad neuronal”, ya citada al comienzo del presente artículo) tras las

108

Osasunaz. 7, 2006, 103-116

Document info
Document views33
Page views33
Page last viewedFri Dec 09 16:54:28 UTC 2016
Pages14
Paragraphs226
Words5379

Comments