X hits on this document

56 views

0 shares

0 downloads

0 comments

25 / 26

CUADERNOS DE VIVIENDA Y URBANISMO. Vol. 2, No. 3, 2009: 124 - 151

148

Una conclusión interesante, respecto de las con- diciones actuales del mercado de arrendamientos, correspondiente a los hogares de bajos ingresos, se relaciona con la seguridad de la tenencia. La inconformidad con este tipo de ocupación de la vivienda, sus implicaciones sobre la estabilidad del hogar y las preferencias por la propiedad, descubren la existencia de condiciones que no garantizan este atributo básico de la vivienda ade- cuada, en las soluciones que conforman la oferta del mercado de arrendamientos en Colombia. Esto amerita toda la atención, en tanto afecta de manera severa, la calidad habitacional y de vida de la población, en un grado tan pronunciado que la seguridad de la tenencia fue incorporada como una de las Metas del Milenio, compromiso de la comunidad de Naciones Unidas y del Estado Colombiano.

Respecto de la aceptación de instrumentos esta- tales de subsidio al arrendatario, los resultados obtenidos, indican una respuesta unánime de los arrendadores, en la dirección de manifestar desconanza sobre el cumplimiento de las reglas de juego, por parte de los operadores públicos encargados de esta gestión. Llama la atención, que no se reportaron, de manera insistente, pre- ocupaciones por la pérdida parcial del poder dis- crecional del arrendador para denir la selección de los inquilinos, o por el nivel socioeconómico de sus clientes. La gran duda de participar como oferentes elegibles para el SVF de arriendo, radica en asegurar la puntualidad en los pagos.

En cuanto a su participación en la política de vi- vienda, la mayor aceptación de los arrendadores, existiría con relación a la utilización de instru- mentos para nanciar el desarrollo de áreas de la vivienda, destinadas a la oferta de arriendo, lo cual supeditarían a la aplicación de condiciones

  • nancieras favorables de los créditos, especial-

mente en la tasa de interés y sistemas de cuota ja. Esto es interesante, porque sería un medio para ampliar los servicios del stock habitacional.

Finalmente, los hogares arrendadores mostraron una actitud receptiva, en una parte importante de los casos, hacia la decisión de sustituir el canon del inmueble, por las rentas que producirían los recursos obtenidos de la venta de la vivienda, co- locados en un establecimiento nanciero. Esto, si el ingreso neto, es igual al monto del alquiler, se garantiza su valor real y una completa seguri- dad de la inversión en el tiempo. Como desde el punto de vista del ingreso, el hogar mantendría su situación anterior, la ganancia estaría en evitar el desgaste inherente a la administración del inmue- ble. En este caso, perder el status de arrendador no se considera como una consecuencia negativa de esta operación.

A manera de síntesis, y en términos de recomen- daciones de política, la formulación de mecanis- mos de apoyo, e intervención sobre este segmento especíco del mercado, debe considerar, en pri- mera instancia, la población de arrendadores y arrendatarios como sujetos que forman parte in- tegral de una misma dinámica habitacional y, de manera consecuente, revisten niveles de atención paralelos, e igualmente trascendentes. De manera particular, los resultados de la investigación per- miten identicar énfasis posibles en materia de acciones de política, relativos a:

En el caso de arrendatarios: Diseño de instrumentos que viabilicen el apalancamiento y/o complementación de la capacidad de pago de los hogares, frente al gasto en vivienda.

Formulación e implementación de medidas encaminadas a garantizar el principio de segu- ridad de la tenencia.

Para el caso de arrendadores:

Diseño y aplicación de acciones orientadas hacia la cualicación del stock habitacional construido (mejoramiento y habilitación de unidades para el mercado).

Document info
Document views56
Page views56
Page last viewedFri Dec 02 23:16:31 UTC 2016
Pages26
Paragraphs629
Words14475

Comments