X hits on this document

105 views

0 shares

0 downloads

0 comments

37 / 41

37

CONCLUSIONES 2

Se requiere aceptar que, en la actualidad, la espacialidad es epifenómeno de lo social por lo que el apelar al territorio no resuelve las carencias de las políticas públicas.

§

El ordenamiento del territorio debe, por lo tanto, ser reformulado en sus bases conceptuales y metodológicas para incluir la complejidad territorial de los países de América Latina. Ello es especialmente cierto cuando se norma el uso del suelo rural.

§

La incorporación del territorio en las políticas públicas debe reconocer que ello es diferente en países grandes y países pequeños, países unitarios y federales.

Los sistemas productivos locales y el arraigo de las empresas con el territorio requieren políticas públicas y proyectos políticos que modifiquen la impronta territorial de nuestros países,  una tarea colosal, no considerada en los acuerdos de integración ni en las negociaciones del ALCA.

§

La planificación regional, el desarrollo económico local y el ordenamiento del territorio deben formar parte de los proyectos políticos nacionales y éstos deben anticipar los efectos territoriales de un modelo de crecimiento y desarrollo para modificar (si es posible) la impronta espacial de nuesttros países.

§

Como combinar esto con los procesos de descentralización en curso en una asignatura pendiente.

Document info
Document views105
Page views105
Page last viewedWed Dec 07 16:48:41 UTC 2016
Pages41
Paragraphs569
Words4815

Comments