X hits on this document

Word document

Edgardo Adrián López - page 24 / 32

73 views

0 shares

0 downloads

0 comments

24 / 32

proceso de producción estaba incluido en el pensamiento de Marx, tal cual se advierte en nota 23. Incluso, el denostado por Habermas anticipa que el impacto de ciencia y técnica será tan grande, que la plusvalía será extraída no ya de cada obrero o de las clases dominadas en su conjunto, sino de colectividades y hasta de continentes enteros (Marx, 1972 a: 227-229). Todavía hoy ese proceso no está consolidado, pues la informatización total de las potencias genéticas, lo cual permitiría obtener una “plusvalía universal”, es apenas un futurismo.

Tampoco es concluyente que la “determinación” del precio de la fuerza de trabajo, se haga “políticamente” y por intermedio del “arreglo” entre opresores y representantes de la clase sometida (casi siempre, “vendidos”...), puesto que ello no deja a un lado, la exigencia de reproducción de la clase por el fondo de tarea. Por lo demás y aun cuando existan segmentos privilegiados de las clases dominadas, que obtengan ingresos que los lleven a un nivel de consumo propio de los grupos destacados, lo esencial no radica en que la pobreza absoluta haya sido frenada para esos expoliados por el valor déspota, sino en que a pesar del bienestar, sigue existiendo una pobreza relativa: si la paga por el trabajo necesario es elevada o hasta muy abultada, el porcentaje de plustesoro es todavía más significativo, por lo que un dominado excelentemente pagado no podrá apropiarse de todo lo que produce, sino tan sólo de una fracción de lo que crea en calidad de valores de uso. Será un pobre, en comparación relativa con la plétora de riqueza, excepto que no estará consciente de eso a causa de las ilusiones (Deleuze y Guattari, 1985) que gesta un consumo de prestigio (casa propia, vacaciones, jubilación plus ou moins, “digna”, auto, electrodomésticos, standard elevado de vida, etcétera). Si contamos a los pobres e indigentes de la periferia, semiperiferia y regiones “extra capitalistas”, y si los sumamos a los pobres conformistas con tarea del “polo” dinámico, y a los otros pobres e indigentes de ese centro, apreciamos que la “profecía” de Marx de una pauperización creciente, se vio confirmada y no desmentida.

Si fuese poco lo anterior, hay que recordar que la “aristocracia” obrera del Primer Mundo o de los países superindustrializados, consigue sus salarios de lujo por una

Document info
Document views73
Page views73
Page last viewedMon Dec 05 10:39:27 UTC 2016
Pages32
Paragraphs304
Words14184

Comments