X hits on this document

Word document

Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc - page 19 / 59

133 views

0 shares

0 downloads

0 comments

19 / 59

      Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc, Marzo/ Mars 2009. No. 5

de la vida cotidiana. En ese sentido, el feminismo negro estaría fundamentado en los marcos de análisis y de las categorías producidas por la experiencia vivida por la población negra y específicamente por las mujeres negras.

Pero las feministas negras también se comenzaron a demarcar del feminismo de los Estados Unidos en la medida en que comenzaron a denunciar las tendencias en el seno del movimiento feminista desde sus orígenes en las luchas por la abolición de la esclavitud. Esto tuvo como consecuencia la creación de organizaciones autónomas de mujeres negras con base en una justificación teórica que justificaba esta autonomía organizativa en relación con las tendencias hegemónicas de las “mujeres blancas de clases medias” y de los discursos hyper-masculinos del movimiento nacionalista negro que pretendía enviar a las mujeres afroamericanas a la esfera de lo doméstico a nombre de una supuesta tradición afrocéntrica (Citado en Poiret, 2005).

Esta postura epistemológica ha tenido diversos desarrollos teóricos y metodológicos que no pueden ser abordados en esta presentación. Sin embargo, consideramos necesario establecer el enfoque desde el cual proponemos analizar las convergencias de lo étnico-racial y del género en el estudio de las discriminaciones. Collins (1995: 492) establece una distinción muy interesante. Por un lado utiliza el término de “opresiones entrecruzadas” (interlocking oppressions) para designar, a un nivel macro-sociológico, un modelo que describe las estructuras sociales que crean las posiciones sociales. Por otro lado la noción de “interseccionalidad” (intersectionality)  describe procesos microsociológicos con el fin de identificar cómo los individuos y los grupos sociales ocupan una posición social en estas estructuras entrecruzadas que modelan conjuntamente la dominación. En consecuencia, pensamos que el enfoque de la interseccionalidad nos permite operacionalizar de una mejor forma el estudio de las discriminaciones y su influencia en la construcción de masculinidades.

En relación con este último concepto estamos de acuerdo en que no es un “objeto lógico” sino un aspecto de una estructura mayor, en ese sentido la masculinidad y la feminidad son procesos de configuración de la práctica de género (Connell, 2003). En ese sentido, la masculinidad es una categoría relacional que describe procesos históricos, individuales y colectivos, con significados cambiantes y maleables (Viveros, 2001). Añadiríamos a esta definición que la masculinidad no sólo es relacional sino también situacional, desde un punto de vista fenomenológico en el análisis de la vida cotidiana, entendiendo esta última como un mundo inter-subjetivo producido por la objetivación de procesos y significaciones subjetivas en donde las distinciones entre lo institucional y la interacción, la ideología y el discurso, lo público y lo privado (entre otras) emergen y moldean una complejidad de relaciones sociales y de situaciones (Berger y Luckmann, 1999).

Discusión metodológica

La perspectiva general de la investigación es esencialmente cualitativa, lo que quiere decir que hay una preeminencia de análisis en profundidad sobre la base de un trabajo de campo complejo. Este enfoque ha sido seleccionado debido a la novedad y complejidad de la problemática de investigación y la poca fiabilidad de los datos estadísticos con los que se cuenta actualmente para fundamentar la investigación en ellos. Aunque se tendrá en cuenta aspectos estructurales que influyen de una u otra forma en los sistemas de dominación étnico-racial y de género en el contexto colombiano, el corpus de información surge principalmente

Document info
Document views133
Page views133
Page last viewedMon Dec 05 11:41:00 UTC 2016
Pages59
Paragraphs796
Words22104

Comments