X hits on this document

Word document

Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc - page 25 / 59

127 views

0 shares

0 downloads

0 comments

25 / 59

      Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc, Marzo/ Mars 2009. No. 5

entrevista de una vez y me dijo que, solamente me dijo que sacara un buen promedio y que le hiciéramos a eso, pues que yo era muy necesario en la facultad porque en cualquier momento podía hacer parte de cualquier grupo o de minga para interculturalizarse (sic) allí, entonces me hizo la vuelta”

Al preguntársele sobre cómo se sentía al respecto, José respondió:

“En ese momento tuve dos visiones, primero será que me recibió solamente por ser afro y que podía aportar algo a la facultad, digamos tal vez lo hizo solamente por ser afro y que en ese momento yo voy a meter algo que tal vez no tenga la facultad. O lo hizo pensando en mi, en que a mi no me gusta esa carrera y que cada uno debe estudiar lo que le gusta y que aquí en la universidad se da esa oportunidad, tal vez lo miré desde esa parte, pero en primera instancia lo tomé como algo negativo en cuanto a decirme usted es necesario aquí en la facultad, usted va a bailar danzas, usted va a cantar, usted va a tocar un bongó, entonces desde ese momento miré que a uno sólo lo buscan solamente para eso, para bailar, o porque es afro él, solamente busquémoslo para bailar no más, entonces démosle el traslado que en cualquier momento necesitamos un bailarín, una persona que toque el bongó y entonces aquí lo tenemos, entonces desde esa perspectiva lo miré negativo. Desde la perspectiva que me aceptó de una vez como no lo hace nadie, así normalmente no lo hace nadie en una cita repentina, porque fui, no había ni horario de atención sino que yo fui así ese día y me aceptó, entonces desde esa perspectiva lo miré positivo ya que me dijo hagámosle a esto”.

En esos momentos no es fácil la situación. Por un lado José identificó claramente que lo estaban estereotipando como “afro”, igual a bailarín, danzarín, cantante. Hubiera querido que el trato fuera igualitario, como una persona que quiere estudiar algo y tiene la libertad de escogerlo y hacerlo. Por otro lado, y de acuerdo con su análisis de posibilidades, era una oportunidad que no podía desaprovechar.  De acuerdo con esto, recordemos una vez más que entendemos las discriminaciones como un proceso individual y colectivo. En ese sentido las experiencias no pueden verse aisladamente sino que hacen parte de dicho proceso. Así pues, José con la fuerza de la experiencia fue comprendiendo estas experiencias discriminantes y adquiriendo mayor conocimiento sobre el orden socio-racial existente (Essed, 1991). De esa forma, la danza, algo que en un momento determinado le permitió ganar en sus decisiones profesionales a costa de ser estereotipado, se convirtió en un momento de reivindicación y de lucha en contra de esos estereotipos:

“Me salí del grupo de danza porque se da uno cuenta que al afro sólo lo buscan en la universidad para bailar y no les importa los problemas sociales, económicos que lo aquejan a uno. Además me quita mucho tiempo para estudiar, mientras uno está bailando, allá están los otros estudiando. Hasta que no haya beneficios para nosotros, nada. Cuando es de discriminarlo a uno, lo discriminan, y cuando es de verlo bailar a uno entonces ahí sí lo llaman”

Las experiencias cotidianas de discriminación vividas por José lo remiten siempre a su masculinidad, la cual está siempre a prueba de los demás. No sólo tiene que ser bailarín para la coordinadora de carrera, también debe ser el rumbero que salga con los compañeros de la universidad quienes siempre lo invitan a rumbear para que “levante nenas”. De igual forma tiene que lidiar con la coquetería de alguna profesora sin presentarse demasiado indiferente:

Document info
Document views127
Page views127
Page last viewedSun Dec 04 01:31:26 UTC 2016
Pages59
Paragraphs796
Words22104

Comments