X hits on this document

Word document

Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc - page 43 / 59

147 views

0 shares

0 downloads

0 comments

43 / 59

      Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc, Marzo/ Mars 2009. No. 5

las tecnologías de comunicación, y la movilidad física (migración y turismo) de muchos de sus adeptos, creyentes y simpatizantes situados en puntos geográficos diversos (principalmente dentro de América, Europa y África).

La circulación de ideas, prácticas, discursos y objetos que se vehiculan a través de todos estos canales, posibilitan intercambios e influencias mutuas a través de redes transnacionales (religiosas, artísticas, políticas, mercantiles…) que se recrean a la luz de contextos específicos, pero que también ponen de relieve las interinfluencias de los diversos contextos que este fenómeno abarca. De esta manera, los espacios y las personas interconectadas a través de estas redes pueden ser vistos como parte de “un solo campo de relaciones sociales”, es decir, un campo social transnacional.

Distingo así tres etapas en el proceso de la transnacionalización de la santería en México, que metodológicamente permiten caracterizar y analizar las particularidades de cada una dentro de un contexto local y que simultáneamente se articulan como parte de un mismo campo social transnacional. La primera se sitúa desde principios del siglo XX hasta 1959, en esta etapa la santería no era valorada en su dimensión propiamente religiosa, sino lo que de la misma podía sustraerse y catalogarse como artístico, estético y exótico, en especial en el ámbito de la música, la danza y el espectáculo.

De esta forma, las industrias culturales de la música y el cine jugaron un papel muy importante como mediadores en esta etapa de transnacionalización, pues no solamente “desacralizaron” y “estilizaron” algunos de los elementos de la misma para el consumo del público de la época y alimentaron la representación exótica del “negro” y “de lo cubano”, sino que además propiciaron la movilización de artistas a través de las fronteras, dentro de un contexto caracterizado por una gran interinfluencia musical y cultural entre Cuba, México, Estados Unidos y Europa. En la ciudad de México se daba simultáneamente un proceso de urbanización acelerado y el desarrollo significativo de medios de comunicación, que contribuyeron a la difusión masiva de estas representaciones.

En lo que respecta a su segunda etapa de transnacionalización, establecí como el comienzo de la misma el triunfo de la revolución cubana (1959), debido al impacto que las olas migratorias de cubanos a Estados Unidos han tenido en este proceso, pues éstas lograron generar a la larga otras opciones además de Cuba, – en especial la ciudad de Miami –, para aquellos mexicanos que se iniciaban en la santería. No es sino hasta la primera mitad de los años setenta, que se observan los primeros cambios cualitativos de su difusión en la ciudad de México. Es en este decenio que podemos rastrear a los primeros mexicanos que no fueron iniciados en el extranjero, sino en México por cubanos de Miami. A partir de la segunda mitad de esta misma década, a diferencia de las anteriores, más mexicanos comenzaban a iniciarse en la santería, con la diferencia de que México pasó a ser una opción – para las ceremonias de

Document info
Document views147
Page views147
Page last viewedWed Dec 07 19:51:38 UTC 2016
Pages59
Paragraphs796
Words22104

Comments