X hits on this document

Word document

Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc - page 45 / 59

126 views

0 shares

0 downloads

0 comments

45 / 59

      Boletín Afrodesc – Bulletin Afrodesc, Marzo/ Mars 2009. No. 5

Dentro del contexto mexicano, la complementariedad de origen de la santería (que en su práctica abarca tanto al espiritismo kardeciano, al palo monte y al catolicismo popular) se entrecruza y se refuerza con dos marcos culturales que fungen como factores propulsores de su divulgación en México y también de su apropiación muchas veces complementaria. Por un lado, el de las tradiciones de arraigo prehispánicas y coloniales (yerberos, curanderos, “brujos”…) ligadas a las prácticas de catolicismo popular y también al espiritualismo trinitario mariano; y por el otro, el de las prácticas neo-esotéricas que introducen elementos de culturas orientales y de antiguas tradiciones esotéricas que en los últimos quince años también han cobrado una mayor visibilidad en varios puntos del país. Este fenómeno ha propiciado el aprovechamiento y uso, por parte de los practicantes y creyentes de la santería así como de los comerciantes de mucha de su parafernalia, de una variedad de ámbitos (mercados, botánicas, centros esotéricos…) y canales en los que se promueven, comercializan y ofertan, objetos y servicios de santería a la par de los de otras “tradiciones” Estos ámbitos potencializan y direccionan los distintos modos o formas para su divulgación.

En esta etapa, también puede apreciarse cómo el Distrito Federal ha ido consolidándose paulatinamente como una opción preferente de iniciación en la santería. Actualmente concentra el mayor número de santeros a nivel nacional y cuenta con la materia prima y recursos humanos suficientes para las distintas ceremonias de iniciación, por lo que en el campo social transnacional se erige hoy día como un lugar nodo. Sin embargo, esto no equivale a que sea considerado o reconocido en esta escala, como un portador legítimo de la tradición, en comparación con Cuba o África. Justamente en la escala nacional, la dinámica de los conflictos entre mexicanos y cubanos es mucho más evidenciada que en las etapas anteriores y está centrada en el binomio de la nacionalidad y la legitimación de la autoridad y conocimiento de la “tradición religiosa”. El establecimiento de redes transnacionales con nigerianos y sacerdotes iniciados por éstos, ha significado para algunos mexicanos, especialmente los que se inscriben en la tendencia de la “reafricanización” (movimiento de retorno a las raíces africanas que busca depurar a la santería de sus elementos cristianos) una estrategia que les permite no solamente tratar de relativizar el estatus de los cubanos en el contexto nacional, sino también encontrar un canal de movilidad jerárquica y el fortalecimiento de su estatus. Este fenómeno surge a partir de la dinámica que se da en la escala transnacional en la que la revaloración del origen cultural yoruba –del que claman como propio muchos santeros hoy día– ha generado redes transnacionales que se erigen como pilares al movimiento de reafricanización que persigue hacer de la “religión orisha” (en todas sus modalidades, como la santería) una religión universal más allá del origen étnico o la nacionalidad de sus adeptos. En este sentido también destaco que a diferencia de lo que se observa en otros contextos, la santería en México no forma parte aún de narrativas identitarias que pretendan reivindicarla

Document info
Document views126
Page views126
Page last viewedSat Dec 03 20:31:59 UTC 2016
Pages59
Paragraphs796
Words22104

Comments