X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 15 / 76

292 views

0 shares

0 downloads

0 comments

15 / 76

2.11 al 15   Gracia desplegada

Se puede concebir estos versículos como la clave de la Epístola.

¡Cuán hermoso el tema! Es el resplandor, la epifanía, de la gracia de Dios que se ha manifestado en Aquel que estaba lleno de gracia y de verdad, Juan 1.14. El propósito se define como “trayendo salvación” [sic], 2.11. La primera mención de la gracia de Dios está en Génesis 6.8, y trajo salvación a Noé y su familia. Que nosotros no nos olvidemos nunca de la gracia divina. El deseo de Dios es que todos los hombres sean salvos, pero muchos están indiferentes.

El 2.12 introduce las instrucciones de gracia para los que son salvos. Deben rechazar la impiedad y las pasiones viles. La vida debe ser discreta, 1.8, 2.4 al 6, y santa en el mundo donde nos envolvemos.

Este pasaje resume la carta. La gracia de Dios nos trajo la salvación y ahora nos instruye cómo vivir mientras esperamos la época que está delante.

Ese período será introducido por otro despliegue del gran Dios y Salvador Jesucristo. La infidelidad e impiedad que caracteriza el cierre de la edad en curso será seguida por una administración justa y la sumisión a Cristo, Zacarías 14.16,20,21, Jeremías 3.17, Isaías 60.18 al 22 y Salmo 72.

En 2.13 el rapto de los santos está vinculado con la posterior manifestación con Cristo. Véanse 1 Tesalonicenses 4.13 al 18 y Colosenses 3.4. ¿Estamos aguardando aquella esperanza bien-aventurada y manifestación gloriosa? Mostremos que sí por la manera en que vivimos, con los afectos centrados en agradar a nuestro Señor aun ahora. Nuestra porción por el momento es una de gracia y lo que nos espera es una de gloria.

Nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo se dio a sí para nosotros cual don de gracia y amor. Lea las palabras de nuevo en Gálatas 1.4, 2.20, Efesios 5.5, 1 Timoteo 2.6. Él pagó el rescate para redimirnos de toda iniquidad, cosa que aborrece, Hebreos 1.9. Inmenso fue el propósito de Cristo al darse a sí mismo, primero para redimirnos de la iniquidad y luego para tenernos como posesión suya, purificados y vivos para hacer tan sólo el bien.

Estas son las cosas que Tito debía hablar y enseñar. Temas parecidos fueron presentados a Timoteo en la misma ocasión, 1 Timoteo 4.11,12. La sociedad de aquel entonces estaba opuesta, y lo es todavía, pero corresponde a los creyentes de entonces y de ahora ser sumisos, ya que la enseñanza es de Dios.

capítulo 3    Bondad y amor

Los primeros dos versículos versan sobre la sociedad, donde se debe manifestar proactivamente el bien, la inofensividad y el respeto por la ley. Cualquier espíritu racista o desprecio social estaría muy fuera de orden en nosotros. Los gobernantes y autoridades del v. 1 son de orden terrenal, mientras que son celestiales los principados, autoridades y potestades de Efesios 1.21, 3.10, 6.12, Colosenses 2.10,15. Nos incumbe manifestar la mansedumbre a todos, Tito 3.2. La verdad debe ser recibida con mansedumbre, Santiago 1.21, y practicada de la misma manera. ¿Acaso alguna vez no éramos maliciosos, esclavos de diversos deleites y pasiones? v. 3. Con todo, Dios nos ha salvado conforme a su misericordia, v. 5. Al pecaminoso Israel dijo, “Misericordioso soy yo”, Jeremías 3.12, y al igual que el apóstol Pablo podemos decir, “Fui recibido a misericordia”, 1 Timoteo 1.16.

Tenemos en esta Epístola la gracia de Dios manifestada, 2.11, y la gloria de nuestro Señor Jesucristo a manifestarse, 2.13 (véanse 1 Timoteo 6.14 y Mateo 24.27), y en el 3.4 la manifestación de la bondad de Dios para con el hombre. Nuestra palabra filantropía se deriva del término griego para “amor hacia los hombres”, y en el v. 4 tenemos la única referencia a la filantropía de Dios. (Se emplea la misma palabra en Hechos 28.2, pero es de parte de los

Document info
Document views292
Page views294
Page last viewedFri Jan 20 14:29:08 UTC 2017
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments