X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 19 / 76

207 views

0 shares

0 downloads

0 comments

19 / 76

62 Algunos vasos sucios

63 Profecías sobre los días postreros

64 Perversidad y santidad

65 El peligro del amor propio

66 Pablo como ejemplo

67 Las Escrituras en el hogar

68 Guardar y predicar la Palabra

69La carrera de Pablo

Primero: Las cartas y su lenguaje

1 Epístolas pastorales

Quizás el término Epístolas Pastorales sea desconocido para algunos de los lectores, pero es uno que se usa a menudo al referirse al conjunto de las cartas a Timoteo y Tito.

De que si el título conviene no hay duda, ya que las tres cartas fueron escritas cuando ellos estaban ocupados en una gran obra pastoral entre los santos en Éfeso y Creta respectivamente. Las cartas —1 Timoteo, 2 Timoteo y Tito— tienen mucho para instruir y guiar en tal servicio, no sólo a Timoteo y Tito sino a todos los que quieren seguir en sus pisadas.

Esto no quiere decir que los dos hombres eran “pastores” en el sentido en que algunos emplean la palabra hoy día, como título de un individuo designado y remunerado por una congregación para que se encargue de la predicación y oración. Menos aun quiere decir que los dos eran los “obispos” sobre las iglesias en los lugares nombrados, como nos han dado a entender las notas agregadas en algunas ediciones de la Biblia.

Debemos reconocer siempre que las notas al pie de la página o en el margen no forman parte de la Palabra inspirada. Tomemos, por ejemplo, lo que dice la edición de Nacar-Colunga* en el sentido de que el apóstol “encargó a Timoteo el gobierno de la iglesia de Éfeso”. Es absurdo, ya que sabemos por Hechos 20.28 que antes de la llegada de Timoteo existía un grupo de hombres que el Espíritu Santo había designado como obispos de dicha asamblea. Casi tan absurda es la idea, expresada también en la Nacar-Colunga,* que la epístola para Tito fue escrita desde Nicópolis, cuando Pablo mismo nos muestra que él no había llegado aún al tal lugar. Dice en Tito 3.12, “allí [no acá] he determinado pasar el invierno”.

* El autor alude a versiones publicadas en inglés, pero hemos usado como ejemplo una redactada en castellano.

2 Tito y Timoteo

Leyendo los primeros versículos de las cartas a Timoteo y Tito, vemos claramente que estos siervos del Señor no ocuparon puesto fijo en las iglesias de Éfeso y Creta. Se ve que Pablo, al terminar sus visitas a las respectivas asambleas, los dejó por el momento para que promoviesen algunos arreglos que vio necesarios para el bienestar de los santos, y también para frenar las actividades de algunos hombres quienes estaban adelantándose para dar enseñanzas dañinas al testimonio.

Pablo esperaba que Timoteo y Tito volvieran a él cuando hubiesen realizado sus tareas en este sentido, y que otros hermanos pudieran continuar con la obra en lugar de ellos. Específicamente, previó que Artemas y Tíquico podrían llevar una responsabilidad: “Cuando envíe a ti a Artemas o a Tíquico, apresúrate a venir ...” Tito 3.12. “Procura venir pronto a verme ... a Tíquico lo envié a Éfeso”, 2 Timoteo 4.9,12.

Document info
Document views207
Page views209
Page last viewedWed Dec 07 12:36:12 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments