X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 22 / 76

223 views

0 shares

0 downloads

0 comments

22 / 76

Colosenses 3.16 La palabra de Cristo more en abundancia

1 Timoteo4.5 por la palabra de Dios ... es santificado

2 Timoteo2.9 la palabra de Dios no está presa.

2.15 que usa bien la palabra de verdad

3.15 al 17 Toda la Escritura es inspirada por Dios

4.2 que prediques la palabra

1 Pedro1.23 al 25 la palabra del Señor permanece para siempre

2.2 la leche espiritual no adulterada

2 Pedro 1.19 al 21 la palabra profética más segura

1 Juan 2.14 la palabra de Dios permanece en vosotros

Apocalipsis 3.8 has guardado mi palabra

5 Actividades de Pablo

Poco se nos ha revelado en cuanto a esta etapa en la vida del apóstol, excepto que entre sus dos reclusiones visitó a varios lugares y algunas de estas visitas se mencionan en las Epístolas Pastorales. No sabemos si logró visitar España (véase Romanos 15.24) pero la tradición corriente entre los santos de los primeros tiempos era que sí.

Sabemos a ciencia cierta que fue a Creta; Tito 1.5. Antes, el barco que le llevó preso a Roma había tocado esa isla y él aconsejó que esperasen allí hasta que pasase el mal tiempo. Desconocemos si se quedaron en el puerto suficiente tiempo para permitirle hacer una obra por su Maestro. Es dudoso que le hayan dado oportunidad, ya que rechazaron sus consejos en cuanto a la tempestad; la nave continuó su viaje y naufragó. De todos modos, vio la isla, sintió su necesidad, y volvió a Creta una vez suelto.

En el intervalo entre sus dos destierros visitó también a Éfeso, Mileto y quizás algunos otros pueblos del Asia (parte de lo que llamamos hoy día Turquía); véanse 1 Timoteo 1.3 y 2 Timoteo 4.20. Parece que fue en esta ocasión que sucedió el triste asunto al cual se refiere 2 Timoteo 1.15: “Me abandonaron todos los que están en Asia ...”

Trófimo le acompañó a Mileto pero a causa de enfermedad se quedó allí mientras Pablo cruzó el Mar Egeo. Sin duda visitó a sus viejos amigos en Filipos, Tesalónica, etc. antes de llegar a Corinto. En ésa se quedó otro compañero, Erasto; parece que era oriundo de aquellas partes, ya que leemos en 2 Timoteo 4.20, “Erasto se quedó en Corinto”, y Romanos 16.23, “Os saluda Erasto, tesorero de la ciudad”.

A lo mejor Pablo escribió 1 Timoteo y Tito cuando estaba en Corinto. Quizás de allí siguió por la costa hacia Nicópolis; él quería invernar en ese puerto, y deseaba la compañía de Tito, según Tito 3.12. Aparentemente fue en Nicópolis o antes de llegar a ésa que el apóstol fue arrestado nuevamente, porque el próximo sitio donde le encontramos es la cárcel. Y, cuando escribió nuevamente (2 Timoteo), reconoció que su carrera estaba por terminarse.

6 Contraste con epístolas anteriores

Posiblemente algunos opinan que ha sido pérdida de tiempo trazar así los movimientos de Pablo e interesarnos en saber cuándo fue que escribió sus epístolas. Pues bien, este estudio nos ayudará grandemente en obtener una cabal comprensión de las tres cartas. Además, aumentará la importancia que ellas tienen para nosotros al reconocer el tipo de ministerio que el apóstol juzgó apropiado encomendar a Timoteo y Tito al final de su vida, para que ellos por su parte lo predicasen al pueblo de Dios.

Al comparar estos libros con sus escritos anteriores encontramos un cambio notable. No es un cambio en la enseñanza sino en el énfasis dado a lo que se expone. En las epístolas más viejas se destaca la doctrina: la doctrina del evangelio, la de la iglesia y su orden, de la venida de Cristo, etc. En todas, por supuesto, hay exhortaciones prácticas basadas en estas doctrinas, pero no constituyen el tema principal. En las epístolas a Timoteo y Tito el orden es lo opuesto. Hay poco nuevo en cuanto a la doctrina, pero mucho sobre el comportamiento, y

Document info
Document views223
Page views225
Page last viewedFri Dec 09 09:41:59 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments