X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 30 / 76

208 views

0 shares

0 downloads

0 comments

30 / 76

de otros. Lo que más nos llama la atención es que la piedad es esencial en cada faceta de nuestras vidas. A saber:

En el 2.2 y el 6.3 se la menciona en relación con el testimonio público de los salvos en general: “... se hagan rogativas ... para que vivamos ... en toda piedad;” y, “la doctrina que es conforme a la piedad”. En el 2.10 está vinculada con el testimonio de las hermanas en su propia esfera. “... con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad”.

En el 3.16 se la ve a la raíz del testimonio de toda la asamblea: “grande es el misterio de la piedad”. En 4.7,8 es un requisito para un buen ministro: “Ejercitarse para la piedad ... la piedad para todo aprovecha ...”

En el 5.4 debemos tenerla aun en casa: “... aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia. “ En 5.6,11 se dice que es esencial en el mundo de negocios como un resguardo contra la avaricia: “hombres corruptos ... toman la piedad como fuente de ganancia ... gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento”. “... huye de estas cosas y sigue ...la piedad ...”

Es de esperar que estemos dispuestos a examinarnos honesta y completamente en cuanto a la piedad en cada uno de estos aspectos de nuestra vida. ¿Estamos gobernados por una conciencia en cuanto a lo que Dios debe recibir de nosotros?

¿Cómo estamos, por ejemplo, en cuanto a la vida pública? La política es el tema del primer párrafo del capítulo 2, enseñando qué debemos ser en este sentido; nada falta allí. Una participación activa de cualquier índole en el escogimiento o rechazo de los gobernantes de este mundo no es una tarea digna de un seguidor del Cristo rechazado. En cambio, sí le toca orar por los tales; de esta manera el cristiano puede recomendar el evangelio a sus conciudadanos.

¿Qué de la vida en el hogar? ¿En la asamblea? ¿Los negocios? Tenemos que asegurarnos que estamos manifestando en cada una de estas esferas el control del temor de Jehová, y que nuestra doctrina es “según la piedad”. Quizás, en cambio, nuestro testimonio está manchado por el egoísmo en el hogar, por querellas en la asamblea, o aun por trucos en los negocios.

19 El misterio de la piedad

Indiscutiblemente el empleo más notable del término, bien sea en 1 Timoteo o cualquier otra parte de las Escrituras, está en el 3.16. El apóstol resume allí una serie de dichos sobre la manifestación de Cristo y la llama “el misterio de la piedad”. Parece que nos dice: “Si quieres aprender qué es la piedad, debes estudiarle a Él; estudiar su encarnación y bautismo; estudiar sus pasos aquí en el mundo y la gloria de su resurrección y ascensión”.

Pero, aparentemente el pasaje nos lleva más allá de esto. El misterio de la piedad se menciona inmediatamente después del 3.15 donde la asamblea figura como la morada de Dios. Evidentemente da a entender que, como el Padre moró en Cristo y trabajó por medio de Él cuando estaba aquí, así hoy día Él mora en y trabaja por medio de la Iglesia.

1 Corintios 14.25 destaca como una persona que no sea miembro de la asamblea, al acercarse a ver cómo ella funciona, confiesa, “Verdaderamente Dios está entre vosotros”. (Esto, es por supuesto, cuando la asamblea marcha como debiera). Dice Filipenses 2.13, hablando del testimonio de los creyentes, “Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su voluntad”. Tenemos razón, hermanos, al decir que la mejor y más profunda definición de la piedad es la manifestación de Dios a través de su pueblo.

Tercero: La desviación y el fracaso

20 “Fe” y “la fe”

Document info
Document views208
Page views210
Page last viewedWed Dec 07 17:39:32 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments