X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 31 / 76

239 views

0 shares

0 downloads

0 comments

31 / 76

Ahora dirigiremos la atención al uso de una de las palabras más comunes en todo el Nuevo Testamento: fe. La encontramos en las tres epístolas que estamos estudiando, pero especialmente en 1 Timoteo. Por cierto, la fe se encuentra en todos los libros del Nuevo Testamento excepto 2 y 3 Juan y en el Evangelio según Juan. Quizás nos parezca raro que Juan emplee poco este término en su forma sustantiva, o sea, “la fe”. Sin embargo, como verbo, creer, él lo usa casi tantas veces como todos los demás escritores del Testamento entero.

La voz fe tiene ligeras diferencias de sentido, como las tienen tantas más. Debemos distinguir dos sentidos en los cuales se usa la palabra en el Nuevo Testamento. (i) Generalmente está empleada en su sentido subjetivo, y así quiere decir el hecho o la actitud de creer: nuestra fe. (ii) A veces se usa objetivamente, y así significa lo que se cree: la fe.

Tanto en el griego como en el castellano, este segundo modo de usar el término casi siempre exige el uso del artículo determinado, la. Cuando se usa la palabra en su primer sentido, el artículo puede estar presente, pero no necesariamente; esto depende del texto. Véase el Cuadro F.

En otras partes del Nuevo Testamento, no es común el segundo uso de la palabra [lo que se cree], pero en las Epístolas Pastorales este uso es corriente. Sin embargo, en ninguna parte se hace más claro su verdadero sentido que en la exhortación de Judas 3: “... que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos”. Es evidente que esto no puede referirse a nuestra particular confianza en el Señor, la cual no existía hasta que fuimos salvos.

Ahora, en vista de que “la fe” en este sentido significa aquello que se cree, de hecho está vinculada con otras dos palabras que se emplean a menudo en nuestras epístolas: la doctrina y la verdad. Los tres términos significan casi la misma cosa, pero hay diferencia:

la fe es aquello que se cree corrientemente entre el pueblo de Dios

la doctrina es aquello que se enseña entre ellos

la verdad es la cosa en sí y en relación con Dios

Este uso frecuente de la fe en las últimas epístolas es fácil de entender cuando tomamos en cuenta que en la época al escribirse las cartas ya se había hecho común entre todos los santos un cierto conjunto de enseñanzas. Así es que Tito 1.4 habla de “la común fe”. Esos creyentes podían hablar, como hace Lucas al principio de su Evangelio, de “las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas”. Por cierto, esta frase de Lucas nos da una definición de lo que quiere decir “la fe”.

21 Apartarse de la fe

Con esto en mente, mejor podremos considerar una serie de advertencias en 1 Timoteo en cuanto a maneras en que los hombres se apartan de la fe. Hagamos una lista:

algunos desecharon la fe y buena conciencia, y naufragaron en cuanto a la fe. 1.19,20

algunos escucharán a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, y apostatarán de la fe. 4.1

algunos no proveen para los suyos, y niegan la fe. 5.8

algunas se comportaron livianamente y se apartaron en pos de Satanás, quebrantando así su fe. 5.11 al 15

algunos quisieron acumular dinero y se extraviaron de la fe. 6.9,10

algunos profesaron una ciencia falsa, que no es ciencia, y se desviaron de la fe. 6.2

Al leer estas citas, uno se queda impresionado de una vez por la triste repetición de “algunos”. Encontramos la misma palabra en 1.3,6 en un pasaje que puede ser considerado como una introducción a estos otros: “... para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina” ... “de las cuales cosas desviándose algunos ...” Ella figura también en 2 Timoteo 2.18, donde dice de ciertos hombres que ellos “trastornaron la fe de algunos”. En

Document info
Document views239
Page views241
Page last viewedSat Dec 10 19:32:20 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments