X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 35 / 76

179 views

0 shares

0 downloads

0 comments

35 / 76

la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad”.

Posiblemente ésta sea la desviación más peligrosa, y sin duda es la más deliberada de todas. En este caso tenemos una advertencia específica que algunos apostatarán. En el 1.19 leímos de los que desecharon la fe, pero en el 4.2 los culpables no serán molestados por ella al apartarse.

El pasaje comienza con pero. Esto nos hace ver en seguida que el trozo se liga con la parte final del capítulo 3. Al final del 3 encontramos la doctrina de Dios tocante a su Hijo; al principio del 4 vemos la doctrina de demonios que trata de lo que el hombre mismo hace, su abstención de comer carne, su no casarse, etc.

En el capítulo 3 los santos forman “la columna y baluarte de la verdad” pero en el 4 la apostasía se presenta en “la hipocresía de los mentirosos”. En el 3.13 Dios se manifiesta en su Casa, como también había hecho su Hijo, 3.16. En el capítulo 4 Satanás se manifiesta en los hombres impíos, como también hará un día en el hombre de pecado.

Al final del 3 tenemos la obra del misterio de la piedad, pero en el 4 el misterio de la impiedad; 2 Tesalonicenses 2.7. Estos dos testimonios se enfrentan como si fuera cara a cara, dando a conocer qué es de Dios y qué es del diablo.

También son dignas de comentario las otras palabras al comienzo del 4.1: “El Espíritu dice claramente”. ¿Dónde es que el Espíritu habla claramente, como aquí se dice? Principalmente, sin duda, en las varias advertencias en los pasajes del Nuevo Testamento escritos antes de éste, y quizás más de todo en 2 Tesalonicenses 2, que Pablo mismo había escrito.

Allí, en 2 Tesalonicenses 2.3, se encuentra la apostasía, y aquí el apostatar. “Nadie os engaña de ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifiesta el hombre de pecado, el hijo de perdición”. Allí se habla en el versículo 9 de hombres engañados por prodigios mentirosos por obra de Satanás, y aquí en versículos 1 y 2 los hombres hablan mentiras hipócritas bajo el control de espíritus engañadores y doctrinas de demonios.

La semejanza entre los dos pasajes es llamativa y hace pensar que Pablo pudiera haber tenido en mente sus propias palabras, entre otras, al decir que el Espíritu habla claramente. Es probable a la vez que Pedro estaba pensando en 2 Tesalonicenses 2 cuando hizo referencia a las epístolas de Pablo al lado de “las otras Escrituras”, 2 Pedro 3.15,16. Se ve que fue en esos primeros tiempos que las cartas apostólicas se destacaron de entre las muchas como mensajes del Espíritu Santo.

28 Matrimonio y comida

A primera vista parece cosa rara que al advertirnos acerca de la doctrina de demonios, se presenten como ejemplos la prohibición contra el matrimonio y el rechazo de los alimentos que Dios creó. Pablo acostumbra a considerar estos dos temas —la unión conyugal y la comida— de una manera completamente diferente. Es decir, en otras partes de las Escrituras él los menciona sólo en relación con las cosas que convienen. En 1 Corintios 8 Pablo mismo sugiere que se abstenga de la comida que puede ofender al hermano débil, y en el capítulo anterior a ése sugiere que no se case si hacerlo presentaría un obstáculo en la obra del Señor. En cambio, en 1 Timoteo 5.14 él recomienda el matrimonio para ciertos jóvenes y en el 5.23 anima a Timoteo a usar un poco de vino. En ambos casos es porque las circunstancias indican que estos pasos serían convenientes.

Es evidente, pues, que en el 4.3 algo peor y más profundo está generando estas prohibiciones. No es asunto de un hermano débil o de libertad en el servicio del Señor, sino algo que mina la fe y trae la apostasía. La historia subsiguiente de la iglesia profesante ha registrado muchos casos de esta naturaleza. Ellos deben servir de advertencia para nosotros, enseñándonos que debemos tener cuidado con nuevas reglas y nuevas enseñanzas que aparentan ser de poca

Document info
Document views179
Page views181
Page last viewedSat Dec 03 00:45:12 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments