X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 41 / 76

197 views

0 shares

0 downloads

0 comments

41 / 76

Pablo llamó a los ancianos de la iglesia en Hechos 20.17 y les dijo en el 20.28 que el Espíritu Santo les había puesto por obispos. A Tito le dijo en el 1.5 que le había dejado en Creta para establecer ancianos en cada ciudad, pero al hablar de los tales en el 1.7 dice que el obispo debe ser irreprensible, etc.

38 Epískopos

Si deseamos alcanzar un entendimiento sano del asunto de los obispos y diáconos que figuran en el Nuevo Testamento, tendremos que quitar primero de nuestras mentes todas las significaciones eclesiásticas que estas palabras llevan hoy día. Busquemos, pues, el uso primario de las palabras y su relación con otros términos parecidos que las Escrituras emplean.

Uno de nuestros primeros descubrimientos es que obispo y diácono son realmente expresiones en castellano de los sendos términos en griego. En ambos casos se ha tomado una palabra griega para verterlo al estilo español. Epískopos en griego llegó a ser “episcopus” en latín, y de allí el obispo en nuestro idioma. Por proceso similar el diákonos del griego se hizo “diaconus” en latín y diácono en castellano.

En la Reina-Valera se traduce la primera como obispo cuando sobreveedor da mejor el sentido en castellano. Dos formas de la palabra como verbo están presentes también. Una se traduce comúnmente como visitar, y esto sugiere por lo menos un aspecto de la labor del obispo, especialmente cuando la encontramos en Mateo 25.36, “enfermo y me visitasteis”, y en Hechos 15.36, “volvamos a visitar los hermanos”. Dice también en Santiago 1.27, “Visitar a los huérfanos ...”

La otra forma del verbo ocurre sólo dos veces: en Hebreos 12.15 es, “mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios”, y en 1 Pedro 5.2, donde se habla de cuidar la grey de Dios. En este segundo caso el contexto muestra que el término puede incluir todo el cuidado que un subpastor puede mostrar hacia el rebaño a su cargo. El anterior parece ser dirigido hacia los santos en general, como dando a entender que todos debemos sentir una responsabilidad para los demás.

39 Los diáconos

Diákonos es una palabra que goza de más uso y en una variedad de contextos. La encontramos como “ministro”, “siervo” y a veces “diácono”. Quiere decir sencillamente uno que presta cualquier clase de servicio para un superior. Puede ser el servicio corriente del hogar, como en Juan 2.5,9 (los sirvientes en las bodas de Caná), para un rey como en Mateo 22.13 (la parábola de las bodas), o para el Señor como en la mayoría de los casos.

En este último sentido se usa la palabra diákonos de manera general con referencia a los que sirven al Señor (Juan 12.26: “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviese, allí también estará mi servidor”). y de los que le sirven en el evangelio (Colosenses 1:23: “Se predica —el evangelio— en toda la creación que está debajo del cielo, del cual yo Pablo fui constituido ministro”).

También figura con referencia a los que prestan servicio entre el pueblo de Dios. Veamos ejemplos:

Pablo, Efesios 3.7: un ministro [diácono] de Jesucristo

Timoteo, 1 Tesalonicenses 3.2: nuestro hermano, servidor [diácono] de Dios

Tíquico, Efesios 6.21: hermano amado y fiel ministro [diácono] en el Señor

Febe, Romanos 16.1: la cual es diaconisa de la iglesia

el que gobierna, Romanos 13.4: es servidor [diácono]  de Dios para tu bien

Cristo mismo, Romanos 15.8: vino a ser siervo [diácono]  de la circuncisión

Document info
Document views197
Page views199
Page last viewedMon Dec 05 17:09:22 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments