X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 5 / 76

183 views

0 shares

0 downloads

0 comments

5 / 76

de estar viviendo en la casa de Dios debería ser la de un debido sentido de reverencia, ya que vivir en ella está puesto en contraste con los ídolos muertos, “columna y baluarte de la verdad”, v. 15.

Siempre ha sido el deseo de Dios tener una morada en la tierra entre los hombres. Jacob fue el primer hombre en anticipar este estupendo concepto por fe. Al levantar la piedra que le había servido de almohada, para que fuese un monumento, llamó el lugar Bet-el, “la casa de Dios”.

La asamblea está reprensada aquí en 1 Timoteo 3 por la columna monumental sobre la cual la verdad está escrita y desplegada al mundo, ya que en estos tiempos la iglesia local es el testigo auténtico en un mundo incrédulo. Además, en la práctica de su vida corporativa, se ve como el fundamento de la verdad, aquello que sostiene la verdad.

El v. 16 habla del “misterio de la piedad”. Este secreto de la piedad es la verdad concerniente a Cristo, revelada ahora de un todo. Él es la encarnación de todo lo que agrada al corazón de Dios. Uno de los propósitos esenciales de la iglesia es la presentación de Cristo. ¿En qué medida lo están haciendo las asambleas en sus respectivas localidades? ¿Cada cual de nosotros está dispuesto a aportar su cuata a las funciones de “columna” y “soporte” en su asamblea?

El capítulo termina con un resumen conciso que expresa en tres declaraciones, contrastadas ellas dentro de sí, sobre la verdad terrenal de Cristo desde su encarnación hasta su ascensión, una síntesis de la manifestación de Deidad en humanidad. ¡Las afirmaciones sucintas nos ofrecen alimento para el día entero!

4.1 al 16 Seducción satánica

Más principios contrastados están a la vista en este capítulo. Después de la referencia al final del capítulo 3 al “secreto de la piedad”, se nos advierte el “secreto de la iniquidad”, o la anarquía.

La primera palabra del capitulo introduce el contraste: “pero”. ¡Y qué de contraste! El secreto de la piedad es todo lo que es agradable a Dios, como está encarnado y revelado en la Persona de Cristo en su humanidad; el secreto de la iniquidad, actuando ya, alcanzará su plena manifestación en todo lo que es vil, desplegado en el Hombre de Pecado.

La oposición satánica contra Dios, resuelta y constante, no se aflojará hasta que el diablo sea desterrado al abismo, y a la postre el lago de fuego para siempre. Así como ejerció su seducción siniestra contra Dios en la primera creación en Edén, ahora emplea las mismas tácticas para interrumpir y destruir la nueva creación, la Iglesia.

“En los postreros tiempos”, v. 1, se apostataron algunos que habían profesado fe en Cristo, es decir, deliberadamente botaron la verdad por la borda, renunciaron de un todo el cristianismo y de esta manera la apostasía comenzó a extenderse en la Iglesia. El misterio de la iniquidad ya estaba haciendo su obra en los días en que Pablo escribía.

Estas enseñanzas seductoras de los apostatas (cuyo curso, carácter y mandamientos espurios se especifican) deben ser rechazados por los creyentes, quienes más bien deberían ejercitarse para la piedad (o preparase para temer a Dios), porque “la piedad para todo aprovecha”, tanto ahora como en la vida venidera, v. 8. Puede estar seguro de esto, es lo que Pablo está diciendo en efecto; es una declaración veraz. Así que, ¿nosotros de veras practicamos la piedad?

Ahora en la segunda mitad del capítulo se le ofrecen a Timoteo personalmente varias exhortaciones concisas y prácticas. Algunas bien merecen ser tomadas a pecho por nosotros. Por ejemplo, “sé ejemplo”, v. 12; hágase modelo para el pueblo del Señor en palabra, conducta, amor, fe y pureza. ¡Es una buena meta para cada cual!

Document info
Document views183
Page views185
Page last viewedSat Dec 03 15:55:55 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments