X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 63 / 76

206 views

0 shares

0 downloads

0 comments

63 / 76

La Iglesia en las Epístolas Pastorales

T.E. Wilson, 1902-1996; Counsel, tomos 26 al 28

Timoteo y Tito

Casa de Dios; Iglesia de Dios

Gobierno

Oración

Las mujeres

Disciplina

Finanzas

Dones

Timoteo y Tito

Entre los misterios encomendados al apóstol Pablo había el de la Iglesia: “... de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos ...” Colosenses 1.25,26. En la Epístola a los Efesios él expone ampliamente la gran verdad de la Iglesia como el cuerpo de Cristo, pero en las Epístolas Pastorales —las que fueron escritas a Timoteo y Tito— enfatiza la iglesia local, que es la asamblea. En vista de que son los últimos escritos suyos, las instrucciones en ellas son vitales.

Muchas de las verdades encontradas allí se encuentran en cartas anteriores, y en especial en 1 Corintios. Pero en 1 y 2 Timoteo y Tito hay una buena porción de material suplementario, en particular en relación con el gobierno de la iglesia local y varios asuntos relacionados con la disciplina, el ministerio de las mujeres y la responsabilidad para el cuidado de los mayores, en particular las viudas. En Tito él enfatiza la necesidad de mantener equilibrio entre las buenas obras y la sana doctrina.

Timoteo y Tito figuraban entre los consiervos más queridos y confiables de Pablo, tanto en el evangelio como en el servicio a los santos. Parece que ambos eran sus hijos espirituales, 1 Timoteo 1.2, Tito 1.4. Entendemos que eran hombres muy diferentes en disposición y carácter. Timoteo era sensible, tímido, débil de cuerpo y hombre necesitado de estímulo. Tito era varón de convicción, uno que podía enfrentar una situación difícil y atenderla con fidelidad y éxito. Timoteo había sido usado de manera especial en Filipos, Tesalónica y Corinto. Tito fue el tema de la discusión definitiva en Jerusalén cuando se resolvió la cuestión de la circuncisión, y Dios le había empleado de manera sobresaliente en Corinto, 2 Corintios 7.13 al 15, 8.6, 16,17,23. Obviamente, no eran neófitos.

Es interesante observar la obra que estaba ocupando a estos dos siervos de Dios en Éfeso y Creta, respectivamente. Pablo les había enviado como delegados suyos para realizar funciones específicas.

Timoteo tenía que quedarse en Éfeso mientras Pablo estaba en Macedonia. Su responsabilidad era exigir a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas ni hicieran caso a fábulas y genealogías interminables, 1 Timoteo 1.3,4. La primera carta dirigida a él contiene instrucciones en cuanto a cómo debería ser la conducta en la casa de Dios, la iglesia del Dios viviente, 3.14,15.

Document info
Document views206
Page views208
Page last viewedWed Dec 07 11:43:19 UTC 2016
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments