X hits on this document

Word document

Leyendo día a Día en Timoteo y Tito - page 66 / 76

281 views

0 shares

0 downloads

0 comments

66 / 76

hombre, como la columna de Nelson en Trafalgar Square en Londres; u honrar a una persona o concepto, como el obelisco de Washington en la capital norteamericana. La Iglesia tiene todas estas funciones en relación con la verdad.

Hablamos ahora de la base de la columna. El vocablo edráioma quiere decir “una defensa, apoyo o refuerzo”. [“columna y apoyo de la verdad”, Versión Moderna; “columna y asiento de la verdad”, Traducción de Besson]

Una columna suele consistir en la base, la caña o pileta, y el capitel. A veces la base lleva una inscripción y adentro un cofre que guarda documentos para la posteridad. La Iglesia no es únicamente el testimonio a la verdad, sino también el refuerzo y depositario de la verdad.

Gobierno

Se percibe que al final de su vida Pablo estaba especialmente ocupado con la cuestión del liderazgo en las iglesias. Casi no se menciona la función de los ancianos en las epístolas escritas en los primeros años, pero la enfatiza en las Pastorales. Cuatro pasajes principales tratan el tema: 1 Timoteo 3.1 al 7, 5.1,17 al 20, Tito 1.5 al 9. A estos se puede agregar su discurso a los ancianos de la asamblea de Éfeso que dio en Mileto, Hechos 20.17 al 38.

Había un grupo de ancianos reconocidos en Éfeso antes de la llegada de Timoteo, pero una de las razones para que Tito se quedara en Creta fue la de constituir ancianos en cada ciudad, Tito 1.5. Parece que se había descuidado el asunto.

Uno podría preguntar cómo se designa ancianos en nuestros días. Pablo responde en Hechos 20 al dirigirse a los ancianos efesios: “Mirad ... por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos”, Hechos 20.28. Solamente el Espíritu Santo puede hacer a uno anciano. El sobreveedor es llamado por Dios, quien ha formado el deseo en el corazón. El hombre ya estará ocupado en la obra, y es responsabilidad de la iglesia local reconocer lo que Dios ya ha hecho, y poner aparte al tal hombre para esta obra.

Están en evidencia en nuestros tiempos dos maneras de desviarse del orden divino. La primera es una forma de dictadura antibíblica y la segunda una especie de democracia. Las enseñanzas de Pablo no toleran ni la una ni la otra.

Primero, hay la jerarquía episcopal; tanto Roma como mucho del cristianismo aplican sus lineamientos generales. La mayoría de los comentaristas concuerdan en que en los días apostólicos obispo y presbítero o anciano eran términos sinónimos, y que ninguno de los dos se relaciona con los ministros o funcionarios del clero moderno. Se justifica la jerarquía conocida ahora con base en la “doctrina progresiva” y no por la sencilla enseñanza o ejemplo de las Escrituras.

En segundo lugar hay el otro extremo de no reconocer el concepto de ancianos. Aquí el argumento es que no hay ahora apóstoles que los constituyan, y por lo tanto no puede haber obispos. Se emplea una reunión de discusión para tomar el lugar de las deliberaciones de ancianos reconocidos por Dios, invitando que asista cualquiera que tenga interés en el cuidado de la asamblea.

El Nuevo Testamento contempla una pluralidad de ancianos reconocidos por la asamblea como líderes, pastores y guías. Pablo emplea tres términos para describir estos hombres y su obra:

Anciano, o presbúteros: Es una palabra que describe el hombre mismo. Se caracteriza por madurez espiritual.

Sobreveedor, o epískopos: La palabra enfatiza el lugar que el hombre tiene entre el pueblo del Señor y de una manera general señala su responsabilidad. El ejercita autoridad espiritual entre la grey.

Pastor, o poimén: Esta anticipa figurativamente su principal ejercicio. El despliega una capacidad espiritual para alimentar, guiar y cuidar la grey de Dios.

Document info
Document views281
Page views283
Page last viewedThu Jan 19 03:12:14 UTC 2017
Pages76
Paragraphs1287
Words46061

Comments