X hits on this document

278 views

0 shares

0 downloads

0 comments

16 / 73

el marco de los diversos géneros, estilos, épocas y procedencias de las obras musicales. Pero no menos importante es que la escuela permita el acceso a la producción musical de todos los alumnos. Si además de formar en la recepción informada, promovemos la adquisición de procedimientos y herramientas de producción musical, estaremos dotando de contenido a una educación musical que propicie también una participación activa en el hecho artístico de todos los ciudadanos. Sin confundirse con la formación de artistas, pero tampoco limitándose a la formación de consumidores, la escuela podrá generar escenarios de aprendizaje en los cuales, a partir de un tránsito concreto en la praxis musical, todos los alumnos accedan al menos a los saberes específicos básicos de la música.

Formarse como docente de música debe incluir necesariamente, entonces, una praxis musical concreta, ya que únicamente a partir de la producción se pueden comprender tanto la gramática de la música, como su función poética y metafórica, y poder así utilizar este lenguaje en la producción de sentido, y consiguientemente, poder enseñar a otros a hacerlo. Por lo tanto consideramos que en el caso de la formación de profesores en música con vistas a un desempeño en los niveles obligatorios y las demás modalidades del sistema educativo, vincular el carácter técnico con el poético de la música haciendo hincapié en las competencias interpretativas de los sujetos que se relacionan con ella, puede aportar a la creación de un corpus de conocimiento a partir del cual podamos avanzar en la transformación de la educación musical en la escuela, integrando la formación superior con la general y obligatoria a partir de una estrategia que reposicione la enseñanza de la música en la totalidad del sistema educativo.

Por otra parte, es necesario considerar que enseñar música implica también ejercer la docencia. Si bien esto aparenta ser un lugar común, requiere poner  el acento sobre las problemáticas particulares de la enseñanza cuya  discusión emana del campo de la pedagogía. Por lo tanto el recorrido en la formación del educador musical no debe descuidar la consideración del rol de profesor, que conlleva el desafío de ampliar la mirada más allá de las fronteras del arte, atendiendo al papel específico que cumple en los diferentes niveles y modalidades de la educación y construyendo una praxis pedagógica a partir de la adecuación de los marcos conceptuales.

Por lo tanto, el Diseño Curricular del profesorado en Educación Musical  procura articular la formación en el campo disciplinar con un cuerpo  de conocimientos que posibilite una amplia formación humanística un y  dominio de los marcos conceptuales, interpretativos y valorativos para  el análisis y la comprensión de la cultura, el tiempo y el contexto  histórico, la educación, la enseñanza, el aprendizaje y la formación  del juicio profesional para la actuación en contextos socio-culturales  diferentes, con particular énfasis en la modalidad artística.

PERFIL PROFESIONAL DEL PROFESOR DE MÚSICA

Proviniendo de tradiciones formativas de diversa raigambre y encarnando diferentes corrientes pedagógicas, las orientaciones de los profesorados en música han puesto el acento en distintos ejes, priorizando aspectos diversos del saber musical.

PROFESORADO DE MÚSICA (ORIENTACIÓN EN EDUCACIÓN MUSICAL)

Document info
Document views278
Page views284
Page last viewedSat Jan 21 11:37:25 UTC 2017
Pages73
Paragraphs1570
Words29836

Comments