X hits on this document

PDF document

Por Jochen Mattern Edición: Andrés Zepeda - page 5 / 17

38 views

0 shares

0 downloads

0 comments

5 / 17

Resources. UPR, por su lado, fue adquirida en US$ 4.4 mil millones por Andarko Petroleum. En julio de 2001 Andarko vendió Basic Resources por US$ 120 millones a la petrolera francesa PERENCO. En abril de 2002 Basic Resources cambió de nombre a Perenco Guatemala; su proyecto más reciente es el pozo Yalcanica en La Libertad, Petén, aprovechando la cercanía del oleoducto hacia la Franja Transversal del Norte, la cual ha adquirido importancia estratégica con la puesta en marcha del Plan Puebla-Panamá.

A partir del año 2000 se había empezado a tramitar la autorización para la construcción de otra refinería de petróleo, El Motagua, que tuvo entre sus principales accionistas al entonces vicepresidente Francisco Reyes López. Pese a que este proyecto ha sido manejado bajo cierta secretividad por parte del Gobierno, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) informó que la refinería, para poder operar, entró en negociaciones con Perenco, la cual le suministraría el crudo. Al vencer el contrato de la transnacional, los derechos le fueron adjudicados el año pasado a la empresa KLP, con sede en Miami; no obstante, el MEM alegó incumplimiento en algunas cláusulas y le permitió continuar un año más a Perenco.

Los contratos de exploración y explotación petrolera han ido en incremento: las últimas zonas adjudicadas se ubican en el sur de Petén, cerca de la frontera con Chiapas, donde se propone ingresar la compañía transnacional Petro Energy (con sede en México). Aparte, en el norte del Ixcán y el sur de Huehuetenango hay zonas en concesión que se le otorgarán a Petrolatina Corporation, subsidiaria de Taghmen Energy, con sede en Inglaterra. Esta proliferación de nuevas licencias petroleras ha sido acompañada por crecientes protestas sociales y un clima local de conflictividad. Los casos que más llamaron la atención fueron la quema del oleoducto en Chahal, Alta Verapaz, así como la resistencia de las aldeas q´eqchí y su oposición a la venta de propiedades comunales a la empresa Petrolatina.

¿Industrias de transformación? En el caso de la minería la historia es muy similar. Desde la década del cuarenta ha estado extrayéndose plomo de las denominadas minas de Huehuetenango, pero es sobre todo a partir de 1955, tras los cambios al régimen minero realizados por el gobierno de Castillo Armas, cuando más empresas extranjeras se interesan en Guatemala. Son las reservas de níquel lo que más atrae la atención de la compañía canadiense Hanna Mining, que en 1960, a través de una alianza con International Nickel (INCO), funda la empresa Exploraciones y Explotaciones Mineras de Izabal (EXMIBAL), y posteriormente la petrolera Centam Zamorra. Del financiamiento total de US$ 120 millones que INCO invertiría en el proyecto minero ubicado en El Estor, US$ 15 millones fueron otorgados por la IFC [léase recuadro].

Document info
Document views38
Page views38
Page last viewedMon Dec 05 08:34:09 UTC 2016
Pages17
Paragraphs288
Words5861

Comments