X hits on this document

PDF document

Por Jochen Mattern Edición: Andrés Zepeda - page 7 / 17

43 views

0 shares

0 downloads

0 comments

7 / 17

La reforma de la Ley de Minería constituyó un incentivo fuerte para las empresas extranjeras, en su gran mayoría de capital australiano, canadiense y/o estadounidense. Arribaron Consolidated Ramrod Gold Corp, Intrepid Minerals, Minera Orvana Guatemala, Aurora Gold Corporation y Montana Gold Corporation, que creó Montana Exploradora y que fue comprada por Glamis Gold en 1998, fusionándose el año pasado con Goldcorp. En su página web, Goldcorp (mega consorcio canadiense cuyo capital asciende a los US$ 21.3 mil millones) asegura ser la compañía minera con los costos de producción más bajos a nivel mundial.

Aparte de admitir una variedad de relevaciones para las compañías, las reformas apuntan sobre todo a la reducción de las regalías nacionales: los ingresos del Estado por concepto de la explotación minera bajaron del 6% al 1%. Las expectativas entre los inversionistas eran muy altas, ya que Guatemala era considerada una de las últimas fronteras mineras no explotadas en Latinoamérica.

Tan alentador clima de negocios, sumado al alza en los precios del níquel, dio pie al resurgimiento del proyecto NIQUEGUA de EXMIBAL, el cual había dejado de operar en 1982. El ahora proyecto Fénix, cuya nueva subsidiaria se llama Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), tiene prevista una inversión a largo plazo de US$ 539 millones, aunque ya no a través de la estadounidense INCO: en 2004 INCO vende el 70% de las acciones de EXMIBAL a la canadiense Sky Resources (el 30% restante están en poder del Estado). Por su parte INCO, junto con la canadiense Geostar Resources, compró acciones de Sky Resources; actualmente poseen un 12.3 % de ellas, proporción superada únicamente por el 16.5% que tiene en su poder la transnacional australiana BHP Billiton, una de las empresas extractoras de níquel más grandes del mundo.

Es evidente el papel protagónico que BHP Billiton está asumiendo en la explotación minera en Guatemala, tras haber adquirido también la subsidiaria que Jaguar Nickel tiene en el país, la cual tiene bastante avanzadas sus exploraciones en el occidente de Izabal y el oriente de Alta Verapaz, en las minas de níquel Sechol, Marichaj y Buena Vista, ubicadas entre los municipios de Cahabón y Panzós.

También la compañía estadounidense Pentagon Petroleum se involucró en la minería a través de su subsidiaria Condor Resources (fundada en 1998), que obtuvo el proyecto El Pato, en Chiquimula, donde se encuentra una de las principales reservas de oro del país. Otra beneficiada fue la Compañía Petrolera del Atlántico (CPA), cuyas operaciones fueron autorizadas durante el gobierno de Arzú. Los capitales reunidos en ella provenían básicamente del sector azucarero guatemalteco.

Document info
Document views43
Page views43
Page last viewedWed Dec 07 20:52:05 UTC 2016
Pages17
Paragraphs288
Words5861

Comments