X hits on this document

87 views

0 shares

0 downloads

0 comments

15 / 25

1990). Esta capacidad involucra la habilidad de observarse sistemáticamente y analizar las actuaciones exitosas  o las actuaciones infructuosas;  para poder escoger entre los dos procesos cognoscitivos cuando se  desee.  Paradójicamente,  la mayoría de las personas en nuestra cultura parecen operar en la búsqueda del fracaso para eliminarlo, con la intención de mejorar de este modo la actuación; el proceso inverso pareciera ser la dinámica más exitosa, al menos en el aprendizaje de nuevas tareas.

Conversaciones apreciativas dentro del ambiente escolar

Para Lang, (2000) los colegios y la familia son el corazón del futuro de las sociedades.  Esto es, la escuela es un espacio para repensar y crear posibilidades para el futuro.   Una de las inquietudes del autor se ha dirigido hacia la creación de contextos educativos que promuevan sociedades donde sea posible crecer, mejorar, soñar.  Así, en aras de conseguir este objetivo,  Lang ha investigado sobre el cambio en las realidades futuras, a través del lenguaje Apreciativo.

A través de su experiencia, este autor (2000) ha encontrado que en los colegios donde los niños son creativos y continuamente están mejorando, los maestros son optimistas, con esperanzas puestas sobre sus alumnos.  Y en aquellos colegios donde los niños no mejoran y son más necios, curiosamente los profesores son pesimistas y sin esperanza.

Según Lang, (2000) su trajo con los colegios se ha enfatizado en contar historias positivas, las cuales creen realidades positivas, de manera que se integren a circulo positivo que se retroalimenta.  Por tanto, el trabajo de este autor en los colegios, se ha dirigido no solo a promover historias positivas, sino a mantener esas historias de manera que se movilicen dentro de la dinámica de la  institución de manera continua.  En un Colegio de Suecia, donde Lang desarrollo uno de sus trabajos, los profesores decían que el salón más negativo del colegio, era el salón de profesores. Según el relato de los maestros cada vez que entraban al salón de profesores se extendían en críticas y quejas de sus estudiantes, así mismo cuando salían a dictar sus clases, se mostraban inconformes con sus alumnos y hacían pública esta queja e inconformidad.  Después de iniciar el trabajo apreciativo en esta institución, la regla que puso Lang a los maestros era: “cada vez que lleguen al salón de profesores se debe decir algo positivo del salón en el que se dio clase.  Del mismo modo, cuando se dirigían a un salón a dictar sus lecciones, deberían decir algo positivo del salón al que iban.”      Un mes después, los docentes referían un cambio dramático en el salón de clase, referían que con el ejercicio había cambiado su manera de mirar y relacionarse con los alumnos, y expresaban, que aún cuando al principio hacían el ejercicio de manera artificial, rápidamente cambio la percepción y efectivamente tenían varios aspectos positivos que resaltar.

Como conclusión de esa experiencia, es posible afirmar que las historias que nos contamos, determinan la manera de relacionarse y la búsqueda de significados. Según Lang, (2000) cuando se inicia a conversar desde lo positivo y lo poético,  todos quieren escuchar esas historias, se buscan acciones que nutran esas historias y esto posibilita que tales narraciones se mantengan y se

Document info
Document views87
Page views87
Page last viewedSat Dec 10 19:04:03 UTC 2016
Pages25
Paragraphs257
Words11995

Comments