X hits on this document

PDF document

RevistaAEF.pdf - page 9 / 24

73 views

0 shares

0 downloads

0 comments

9 / 24

de la familia, conservando los valores que supieron hacerla fuerte”, afirmaba.

Este instrumento es algo vivo que debe ha- cerse en conjunto con los miembros familia- res y adaptado a sus circunstancias persona- les. Por ello cada protocolo requiere de un trabajo muy exhaustivo, que puede variar de uno a tres años o más para que realmente sea algo útil y en donde se refleje de verdad la voluntad de la familia.

Los conflictos se pueden predecir En la mesa redonda en donde participaron empresarios familiares de varias empresas adherentes, coincidieron en que la mayoría de conflictos en empresas familiares se pue- den predecir. Según las familias “los conflic- tos que tienen lugar con más frecuencia se enmarcan en preguntas tales como ¿Qué hijo se quedará con la empresa? ¿Quién reci- birá los beneficios de los bienes familiares? ¿Quién tendrá el control? ¿Cómo puedo separarme de la familia o a qué me da de- recho ser un accionista que no trabaja en la empresa?

Las tres familias participantes contaban con un Protocolo Familiar y una de las conclu- siones a las que se llegó fue la necesidad de contar con un experto externo para hacer el protocolo.

La Asociación de Empresas Familiares es una fundación sin fines de lucro, creado por un grupo de empresarios, siguiendo el modelo ideado en España hace 18 años.

Carlos Arbesú

Especialista en Empresa Familiar Consejero de la Asociación de Empresas Familiares

FAMILIAS EMPRESARIALMENTE RESPONSABLES

l primer número de esta revista de la Asociación de Empresas Familiares, verá la luz en un año que será recordado como histórico para Chile por variadas razones. Por un lado, el año 2010 comenzó con los preparativos de la histórica celebración del bicente- nario, para afrontar poco después el cambio democrático hacia un gobierno de centro derecha que va a instalar el sentido político de la alternancia institucional pacífica en la sociedad chilena. Días después, el país era sacudido por un terremoto de gran magnitud, que ofrece tintes de tragedia y superación de la adversidad al país, tan necesitado de consolidar un entorno de paz y desarrollo en que hacer florecer sus muchas virtudes. E

En este marco, las familias chilenas empresarias tienen una gran responsabilidad y han de mos- trar, cada una en su nivel, una capacidad de liderazgo ético acorde con la situación social en que se desenvuelven. Chile es ya un país consolidado internacionalmente y con una gran credibilidad en los mercados, es decir, con una tasa de riesgo país muy baja, incluso respecto a economías mucho más desarrolladas. Es una opinión común entre los expertos que la economía chilena aún no ha llegado a despegar como seria posible de adoptarse decisiones políticas más ambiciosas. Si bien los gobiernos chilenos de izquierdas no se han comportado irresponsablemente en la administra- ción económico-empresarial, es de esperar que un gobierno de centro derecha sea más sensible a instaurar un marco económico que fomente al máximo la iniciativa empresarial responsable (no la fundada exclusivamente en el resultado a corto plazo) y sus virtudes.

Las familias chilenas empresarias tienen pues, una gran responsabilidad que asumir. Por un lado aprovechar el marco económico político para desarrollar al máximo sus negocios y aumen- tar su magnitud y potencialidades, y tendrán que mostrar, en unas circunstancias históricas bien sensibles, su contribución al desarrollo social del país y al progreso personal de los chile- nos y las chilenas. La ecuación es natural y sencilla: si las empresas familiares son las que dan empleo a una mayoría de los trabajadores del país, su mejora irá directamente ligada a la mejora de las condiciones y calidad de vida de esos trabajadores y sus familias. Sus perspectivas de futuro, en vivienda, educación, integración social y posibilidades de desarrollo personal incre- mentarán notablemente y generarán un marco de bienestar personal y estabilidad económica indispensable para ser feliz y ayudar a los demás a serlo.

Para que esta ecuación muestre sus resultados de forma positiva, las familias empresarias han de romper con los hábitos que impiden una buena gestión de las empresas, una visión de cor- to plazo, una obstaculización de las posibilidades de diversificarse o internacionalizarse, una merma de sus capacidades financieras por un excesivo afán de ganancias por parte de la fami- lia. Asimismo, las familias chilenas han de adoptar con rapidez todas las “buenas prácticas” ya consolidadas internacionalmente en gestión de las empresas familiares, para evitar caer en las “trampas” de la Empresa Familiar. Se abre un horizonte exigente y de gran responsabilidad, junto con una oportunidad histórica de crecimiento, diversificación e internacionalización para las familias empresarias chilenas.

En la Asociación de Empresas Familiares se trabajará intensamente para ayudar a las familias empresarias a cumplir con estas responsabilidades y exigencias. Mejorar su cultura para im- plantar Protocolos Familiares, para contar con directores independientes buenos conocedores de la Empresa Familiar y sus claves de mejora, para gestionar mejor sus organizaciones y sus recursos humanos con una especial sensibilidad a la conciliación de la vida familiar con la labo- ral, para desenvolverse con naturalidad en los mercados bursátiles o financieros sin perder su carácter familiar, para gestionar con éxito a los miembros de la familia e implantar consejos de familia que impulsen reglas de mejora en ese ámbito. En fin, para que cumplidos sus objetivos de crecimiento y consecución de beneficio, incorporen también objetivos de responsabilidad social y de atención al entorno en que trabajan.

Hay una gran tarea por delante y no pocos obstáculos que salvar en el camino, pero es una tarea que sin duda vale la pena y que, en un futuro no muy lejano, para todos los miembros de la Asociación de Empresas Familiares que hayan contribuido a lograrla será motivo de orgullo.

Document info
Document views73
Page views73
Page last viewedSun Dec 11 10:23:58 UTC 2016
Pages24
Paragraphs331
Words11625

Comments