X hits on this document

92 views

0 shares

0 downloads

0 comments

11 / 28

Traducción Automática. Dónde, cuándo, qué, cómo y a qué se traduce es, al fin y al cabo, mucho más importante que el instrumento o la velocidad, si lo que estamos traduciendo no es una declaración de amor o de guerra.

Para estos otros casos, y cuando desconocemos por completo la lengua a la que nos enfrentamos, es suficiente con el hecho de que la Traducción Automática nos ofrezca un mensaje ‘correcto’ desde el punto de vista binomial (sí cuando es sí, no cuando es no), algo que se puede lograr con un buen diccionario y algunas reglas. En lo que se refiere al lenguaje natural, el control de la producción y la síntesis de significado puede efectuarse mediante la utilización de ontologías como la que se desarrolla en el Computing Research Laboratory de la Universidad de Nuevo Méjico, a cargo de Sergei Nirenburg (http://crl.nmsu.edu/). Una ontología es una representación del mundo donde los conceptos y sus denominaciones se definen en razón de sus características como procesos, entes,  o propiedades. La ontología es una jerarquía taxonómica que permite desambiguar la polisemia por medio de la selección de los significados próximos en el árbol. Podemos ver un ejemplo en las frases siguientes:

a) La multiplicación de grupos de immigrantes preocupa a las autoridades.

b) La multiplicación de grupos posee la propiedad conmutativa.

El conocimiento del mundo permite, en el caso de un lector humano, distinguir entre los diferentes significados de ‘multiplicación’ y de ‘grupo’. Un programa de TA basado en una ontología como la del CRL reconocerá la polisemia de estas unidades para luego decidir una lectura en función de la coincidencia y proximidad que poseen algunas de las características en a) geografía humana, y en b) matemáticas.

Pero el magnífico trabajo ontológico subvencionado por la NASA que puede traducir titulares de periódico de lenguas como el persa, el coreano o el ruso, no es lo bastante sutil como para acercarse a los lenguajes especializados. Un concepto como ‘ojo anterior lateral’ que pertenece a la anatomía de la araña no puede ser procesado por la ontología de Nirenburg. En estos casos la traducción palabra a palabra es la única solución, aunque el resultado puede que no sea muy convincente. Una expresión como ‘agua física metálica’ sería el resultado de traducir del griego, palabra por palabra, el concepto de ‘agua mineral natural’, por poner un ejemplo.

Lo cierto es que la Traducción Automática que será tendrá que pasar necesariamente por una combinación de estrategias: lógicas, estadísticas, probabilísticas, pero en cualquier caso no podrá eludir la Ingeniería del Conocimiento.

3.4. El proyecto BACUS (Base de Conocimiento UniverSitario)

BACUS (BAse de Conocimiento UniverSitario, 1996-2001) es una base de datos que resulta del trabajo de investigación terminológica multilingüe que realizan los alumnos de cuarto curso de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Autónoma de Barcelona. Se trata de un trabajo descriptivo que parte de textos originales en diferentes lenguas sobre un mismo tema, con el requisito de homogeneidad de los textos en cuanto a nivel de lengua y actualidad. Se exige a los alumnos la colaboración de un experto en la especialidad que van a tratar. Aunque los datos no se someten, de momento, a un criterio de normalización, las referencias contextuales, lexicográficas y terminográficas colaboran a documentar al máximo cada caso. Se calcula un incremento aproximado de BACUS en unos

Document info
Document views92
Page views92
Page last viewedThu Dec 08 10:50:28 UTC 2016
Pages28
Paragraphs363
Words12419

Comments