X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 101 / 272

770 views

0 shares

0 downloads

0 comments

101 / 272

el profesor Belaj, la más humana de todas las ciencias humanas – la etnología, fundada a base de los conceptos misioneros, precisamente jesuitas, sobre el valor de las culturas indígenas y la importancia de su investigación para el cuidado de la identidad de todas las sociedades humanas de igual valor55

Por otra parte, sobre todo entre los conquistadores del Nuevo Mundo, seguía existiendo la apología del derecho de imponer la cultura invasora hasta extinguir la autóctona. Confrontándose a esa corriente e intentando construir un nuevo sistema de valores que fuera justo para todos, tanto para los cristianos como para los indígenas, destacaron los dominicanos de Salamanca. El dominicano Bartolomé de las Casas se convirtió en un símbolo no sólo de la lucha por los derechos de los indios, sino también por los derechos humanos universales. Entre esas dos corrientes opuestas, se fue desarrollando a la vez una tercera, llamada moderada, que poseía un enfoque más realista. Dentro de ella, según las fuentes disponibles, su huella fue dejada de nuevo por un dominicano croata, Vinko Paletin, de la isla de Korčula56.

El padre Consag de igual manera demostró una actitud moderada con los indios. Los consideraba iguales a los cristianos, pero en sus empeños por evangelizarlos nunca fue partidario de la violencia. Desde un punto de vista realista, afirmaba que los indios en sí ni eran especialmente buenos ni malos y era muy consciente del riesgo que la violencia suponía. Por lo tanto, durante sus expediciones y encuentros con ellos intervino de forma moderada, evitando los conflictos y empeñándose en solucionar los desentendimientos mediante el diálogo. Los diarios son un claro testimonio del éxito conseguido y del gran cariño que los indios le tenían. Les regalaba cosas prácticas y exigía de los colonizadores que se abstuvieran de la violencia, de humillarlos, de saquear sus propiedades y secuestrar a su gente. A pesar de todo, el misionero siempre iba acompañando por unos soldados bien equipados quienes, en caso de necesidad, siempre podrían responder al asalto. Hay que destacar que ni en los diarios propios de Consag ni en los de otros cronistas que trataban su vida, aparecen datos

55 V. Zorić (2002: 15-19).

56 V. Šanjek, F., Polić Bobić, M., Vinko Paletin – Rasprava o pravu i opravdanosti rata, Zagreb, 1994.

Document info
Document views770
Page views770
Page last viewedSat Dec 10 13:44:04 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments