X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 105 / 272

706 views

0 shares

0 downloads

0 comments

105 / 272

estudiar y aprender, amables, pero inestables. Sin embargo, detrás de esa amabilidad Consag notaba, como decía, un espíritu cruel, capaces de matarse si se enfurecían. Según los testimonios de Consag, los pericúes eran la única tribu que mató a sus dos padres misioneros, ya que éstos habían intentado impedirlos la poligamia y de disfrutar sexualmente de varias mujeres. El padre Consag llegó a la misión justo en los tiempos peligrosos de la sublevación de las tribus sureñas.

Al lado de las tribus pericú vivían los indios guaycura, que Consag describe como más morenos, de estatura mediana, pero fuertes y valientes. Los consideraba gente de naturaleza salvaje y cruel, pero orgullosa, que no sabe esconder sus intenciones y sentimientos, muy aficionados a las peleas y las matanzas. Consag destaca el papel decisivo de la mujer en la motivación de las guerras. Para impulsar a sus varones a vengarse de sus enemigos, las mujeres, gritando y llorando, se punzaban la cabeza con un hueso agudo, para que los hombres, tras ver su sangre, sintieran el impulso de derramar la sangre del enemigo. Los miembros de las tribus pericú, que aceptaron la protección de los misioneros, mostraban una gran capacidad para aprender todo lo nuevo, pero también servían a los misioneros como apoyo para apaciguar los conflictos e integrar a todos los miembros de la tribu en la comunidad.

Los indios laymón, más conocidos como cochimíes, y que según Consag significa “el pueblo del norte”, eran el grupo más numeroso y el último con los que los misioneros establecieron el contacto. Fueron los cochimíes con los que más trabajó el padre Consag, al que le siguieron sus colaboradores y sucesores, el aleman G. Retz y el checo W. Linck. Los cochimíes eran de estatura mediana, o incluso bajos en comparación con las demás tribus. Eran brutos y groseros, pero obedientes, motivados por lo nuevo y válidos para estudiar y aprender. Debido a la escasez del agua, eran muy sucios, al igual que sus asentamientos y no conocían la costumbre de lavarse. Antes de su evangelización se encontraban muy ocupados con la guerra, ya fuera por vengarse por las pérdidas, o para secuestrar a las mujeres de otras tribus, si a ellos les faltaban. Sin embargo, es curiosa la afirmación de Consag, que los cochimíes, a

Document info
Document views706
Page views706
Page last viewedThu Dec 08 09:57:12 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments