X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 127 / 272

787 views

0 shares

0 downloads

0 comments

127 / 272

...es el escritor más genialmente iluminado de todos nuestros clásicos [...] aquel que muy bien pudo haber sido un miliciano voluntario en alguna mesnada del Cid Campeador, un héroe madrileño en las barricadas del 2 de mayo napoleónico, o un muchacho espontáneo de la calle en la defensa de Madrid al inicio de nuestra guerra [...] Hay algo muy tremendo en la desgarrada biografía de Cervantes, que lo hermana aún más con nosotros, con tantos centenares de miles y miles de españoles que al acabarse aquella guerra sufrimos cautiverio -llámese hoy campo de concentración- en el sur de Francia sobre todo y, luego, en tantos negros campos de exterminio nazis.62

Por otro lado, José Ángel Valente reflexiona acerca de la expulsión de los españoles judíos en 1492, como el primer gran exilio peninsular y la redención de la nación española como redención del mundo. La retirada que lleva al vacío, pero también a la creación de las palabras del cantor. "La palabra poética del exilio español de 1939 tuvo particular prolongación o crecimiento en distintas patrias de acogida; pero sobre todo, en el gran lugar de la hospitalidad, en la tierra de México."63 El traslado de los republicanos, es comparado la mayor de las veces, como la vuelta moral y reivindicativa del español a América. La apreciación cíclica de aquella expedición de La Pinta, La Niña y La Santa María, las Carabelas de Colón; a la expedición del Sinaia, Ipanema y Mexique, tres de las naves más importantes de refugiados que llegaron a México, bajo diferente bandera, opuesta a las cruces del antiguo imperio: símbolo del sometimiento y la ambición. La de los republicanos era de esperanza, integración, cultura, enseñanza. De vida y raíz. Adolfo Sánchez Vázquez recuerda a Pedro Garfias en el Sinaia, cuando recitó los versos del nuevo encuentro con América:

Pedro Garfias, lejos de pegarse acongojado a la ventanilla como siempre, saltó torpemente de su litera y empezó a recitarnos a Rejano y a mí, con su voz ronca y pausada, el poema que había concebido y gestado durante toda la noche. Era el famoso poema que todos conocéis y en el que con su lenguaje poético une o encuentra a España y México, invirtiendo los papeles históricos de conquistador y conquistado que habían desempeñado respectivamente en otros tiempos. No puedo

    ( Rafael Alberti, "Discurso de Rafael Alberti en la entrega del Premio Cervantes, 1983", Premio Miguel de Cervantes 1983, Barcelona, Anthropos Editorial del Hombre, Ministerio de Cultura, 1989, p. 57.

    ( José Ángel Valente, "Poesía y exilio", Conferencia inaugural, El Colegio de México, 24 de mayo de 1993.

Document info
Document views787
Page views787
Page last viewedSat Dec 10 22:54:01 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments