X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 197 / 272

1035 views

0 shares

0 downloads

0 comments

197 / 272

Traicionera; Las perversas. Son sólo algunos nombres que recuerdan canciones de Agustín Lara. Sobre todo Aventurera (1949) del director Alberto Gout, posiblemente el melodrama de cabareteras más interesante del cine mexicano. Ya en Noche de ronda (1942), de Ernesto Cortazar y La devoradora (1946), de Fernando de Fuentes cantaban “aventurera” de Lara mostrando una declaración atrevida: “vende caro tu amor, aventurera” y cuenta la historia completa del filme: “da el precio del dolor a tu pasado; y aquel que de tus labios la miel quiera, que pague con brillantes tu pecado”.

El argumentista Álvaro Custodio, quien despreciaba el género le confirió a Aventurera una “carga subversiva” (García Riera, tomo, 5, p. 156 ): Cuando la heroína –Ninón Sevilla- se da cuenta de que la madre de su novio, haciéndose pasar por señora decente, es la lenona que la condujo a la prostitución, atraviesa triste la pista de baile mientras se escucha a Pedro Vargas cantando "aventurera". Después ella se vuelve en contra de la sociedad que le ha hecho tanto daño y se burla de los niños bien y humilla a la mujer con doble vida: la del prostíbulo y la de madre abnegada. La película por extraño que sea tiene un final feliz, lo que hace que se rompa con el esquema del melodrama de cabareteras de los años treinta, por otro lado, a pesar de que el director no conocía bien el lenguaje cinematográfico sí entendió la lógica del movimiento de cámara y el movimiento de lo que sucede dentro de un plano, la película fue un éxito al grado de que la crítica francesa le dedicó varios artículos en Cahiers du Cinéma y Positif (Idem).

Document info
Document views1035
Page views1035
Page last viewedMon Jan 23 19:14:04 UTC 2017
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments