X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 211 / 272

626 views

0 shares

0 downloads

0 comments

211 / 272

sin embargo, es importante señalar que fue muy vasta la producción en torno a las acciones y las hazañas de Francisco Villa y su grupo.

Así también, los argumentos y tópicos del cuento se significan en el tratamiento de los temas, en cuanto a los motivos; desarrollándose paralelamente con la historia, ya que la mayoría de los narradores, inicialmente, se ocupan del conflicto armado destacando las actitudes de heroísmo, crueldad, sadismo, avaricia, osadía, disciplina, hombría e  impasibilidad; empero, al concluir la revolución, los personajes de la narrativa experimentan un cambio, ahora en su espíritu habita el desaliento, la desilusión, pues la realidad vivida desmintió a su esperanza en la lucha armada; y en los textos se evidencia la arbitrariedad, las injusticias y las confrontaciones entre los mismos revolucionarios.

Para mencionar la obra cuentística producto de la Revolución, así como a los escritores que la realizaron, partiremos del estudio introductorio que Luis Leal preparó en el tomo Cuentos de la Revolución (1993, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México). Invaluable y elemental material que sirvió de guía cronológica e ilustrativa  para la elaboración de este apartado en el  texto.

Considera Luis Leal, que ligeramente se venía manifestando en la narrativa la problemática social que imperaba en México durante la época de Díaz, a partir de los textos del poeta Manuel José Othón.  Otón  protesta de manera velada contra los desmanes de los patrones, en el cuento “El montero Espinoza” cuyo tema es el derecho de pernada; la protesta pierde fuerza en el momento que es castigado el marido de la ultrajada, cuando mata al patrón; este es el motivo para que se exponga la sutilidad de la protesta.

Un año después de iniciada la Revolución, Ismael Vélez publica una colección de cuentos llamada Cristales y obsidianas; en ella se localiza el cuento “Mi jefecito”, en donde, se muestra otra sutil protesta en contra de gobernantes y oficiales; el tono humorístico que emplea provoca que la condena pierda fuerza, por el manejo de la burla.

Quienes mediante el cuento se atrevieron a protestar y posteriormente lo hicieron  en la novela, son Heriberto Frías y Mariano Azuela;  Frías critica a través del personaje, a los secuaces de Díaz; y Azuela imprime en sus personajes toda su energía contra los explotadores del pueblo,

Document info
Document views626
Page views626
Page last viewedSun Dec 04 19:05:09 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments