X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 225 / 272

749 views

0 shares

0 downloads

0 comments

225 / 272

forma de sobrevivencia económica? ¿Cabría entonces preguntarse que si lo que se busca es la sobreviviencia monetaria no seria mas fructífero y menos riesgoso económicamente buscar otras fuentes? El escritor argentino Rodolfo fogwill opina “en este momento para un escritor argentino no hay mas solución mas que ganar un premio literario español. Porque con lo que puede sacar un escritor que venda bien, digamos que puede llegar a un techo de  3,000 libros por obra por año de venta. Puede vender incluso si bien le va 5,000 0 6,000 libros por año. Con ese sueldo, a un euro por libro no gana el sueldo de un empleado de segunda categoría. De modo que lo único que lo puede salvar es un premio literario español o que lo canonice un corporativo editorial como producto de mercadeo”.

Todo esto viene condensándose como proceso de dominación comercial en la globalización que impera en el mundo y del cual por supuesto ni México ni Latinoamérica son inmunes. Lo que antes era un dominio exclusivo de la cultura dominante, la norteamericana, que inundaba el mercado librero latinoamericano con sus betsellers, se esperaba que con el crecimiento económico y el auge de la editoriales mexicanas, españolas, argentinas, colombianas, etc.  y el auge de ferias y festivales y grandes premios literarios patrocinados por el estado o instituciones públicas se contrarrestaría el dominio del bestseller anglosajón y se privilegiaría la literatura latinoamericana de calidad. Pero no fue así. Al dominar el mercado los consorcios españoles fusionados con los corporativos italianos, alemanes y norteamericanos encontraron su nicho en el mismo negocio de los bestsellers americanos y crearon el nuevo bestsellerismo hispanoamericano en un proceso de comercialización tenso y frenético basado en las constantes “novedades” y figuras mediáticas creadas en un proceso idéntico al de la comercialización feroz del best seller norteamericano y su alud de novedades y protagonismos en las librerías, los medios y la publicidad.

En Fahrenheit 451, la novela de Ray Bradbury, se cuenta la pesadilla de un país totalitario donde se prohíben los libros. Fahrenheit 451 es el grado de combustión al que los libros arden. Poseer libros es en la novela de Bradbury un acto criminal y la policía especial  pasea por la ciudad y las zonas rurales persiguiendo a aquellos que posean libros y buscando escondites donde puedan ocultarlos. Pues bien, Bradbury nunca imaginó que la pesadilla sería al revés: un mercado inundando de libros basura, best sellers realizados con meros fines de entretenimiento pero anunciados comercialmente mediante una prensa y medios comprados como literatura de calidad, incluso “premiada” por premios aparentemente serios promocionados por las mismas corporativos editoriales. Así, en vez de censurar y prohibir como en la novela de Bradbury, se distorsiona mediante el falseo de lo que es o no una literatura de calidad y de lo que son o no autores valiosos. Así se crea un público que no lee, sino que reconoce códigos. Un público inepto para dirigirse hacia una literatura que ofrezca posibilidades propias de las lecturas que transforman la vida de los individuos y enriquecen la aportación cultural de un país para el mundo. O dicho de otro modo, estamos hablando de las consecuencias de la masificación de los lectores a efecto contrario. En vez de que los procesos de la eficacia de los medios de comunicación dirija a las sociedades a mejores niveles de lectura y transformación social, lo convierten en cliente pasivo que no sabe elegir o tener una opinión propia al respecto. Así se pasa en Latinoamérica de un público que no leía (entre las mas bajas tazas de lectura mundial)  a uno que solo reconoce códigos  y se transforma a los escritores a su vez en empleados o subordinados como caballos de una cuadra utilizados para hacer lo que se les dice y alimentar clientes lectores de códigos. Así, los grandes consorcios editoriales marcan la pauta.: qué escribir para lo escritores y qué leer para los lectores.

Después del éxito millonario de cien años de soledad, se convirtió en el pretexto perfecto para prostituir el resto de la idea de la literatura. Un autor se ofende si se le llama best seller

Document info
Document views749
Page views749
Page last viewedFri Dec 09 12:34:59 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments