X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 236 / 272

776 views

0 shares

0 downloads

0 comments

236 / 272

desemboca en una escena de paroxismo, donde se hace patente una estrecha relación entre la pasión erótica y el sentimiento de pérdida, caída, muerte. Eros y tanatos diría Bataille (2002), aunque en muchas representaciones que aparecen en la novela no se cumple a cabalidad ese doble sentido de asociación entre violencia sexual y violencia de la muerte, pues nunca presenciamos encuentros cuerpo a cuerpo, más bien todo transcurre a nivel de múltiples e infinitas relaciones onánicas.

[3] Tiembla la doncella con extraños, indomeñables, recios estremecimientos [...] Fue primero como aquella vez, en las fiestas de Teocaltiche, cuando se dio unos toques eléctricos que eran la mayor curiosidad y sorpresa de la feria; como cosquillas internas y hormigueo de los nervios; [...] Ella sola, por su pecado; era la única que sufría el martirio de no pegar los ojos en toda la noche [...] ¡Haber vivido en un minuto, en el orgasmo de un instante, toda la existencia pecaminosa. (Yáñez, 1988:30-32)

Onanismo, prohibición, exacerbación de culpas. Acaso sean los reductos bajo los cuales fluyen otros discursos múltiples, entrecruzados y sutilmente jerarquizados en torno a las relaciones de poder con las que cada personaje interactúa. Lo importante para mí es que las alusiones a los placeres mundanos se muestran atravesadas, a cada instante, por dispositivos de observación e interrogación, cuya función última es ejercer coacciones mínimas, las cuales, sumadas todas producen una coacción mayor: eliminar toda manifestación de placer. Así, al menor intento, cualquier pequeño deleite, cualquier permisión placentera, aunque sea de remotas resonancias eróticas o sensuales, inmediatamente es redistribuida hacia el filtro de las supresiones. Se trata de un sistema que actúa como un reclusorio psíquico. En cada cuerpo, en cada mente hay  un prisionero y vigilante de sí mismo pertrechado en el interior de la conciencia moral. Para Foucault (1976,1981,1985) esta conciencia moral es un aparato sumamente activo, dispuesto a constituirse en una especie de “policía”, muy pendiente de que no se transgreda el orden establecido, que en realidad consiste en las representaciones interiores de la autoridad externa.

Document info
Document views776
Page views776
Page last viewedSat Dec 10 15:27:57 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments