X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 239 / 272

1054 views

0 shares

0 downloads

0 comments

239 / 272

[6] El lunes, todo el día, meditaron en el pecado; el martes, en la muerte; el miércoles, en el juicio; el jueves, en el infierno; el viernes, en la pasión de Nuestro Señor y en la parábola del hijo pródigo, que fue objeto -ésta- de la última distribución de la noche. Se levantaban a las cinco y media de la mañana; entraban a capilla, para la meditación, a los tres cuartos para las seis, y seguía la misa, entre la cual y el toque de refectorio, a las siete, mediaban escasos quince minutos libres…(Yáñez, 1988:58)

-Sobre los espacios físicos: constitución arquitectónica, distribución de lugares y objetos visuales con los que interactúan los fieles.

[7] Los espacios libres entre capilla y capilla son para repasar a solas los temas de sermones, pláticas y lecturas; para suscitar ideas propias en orden al arrepentimiento y enmienda de la vida pasada, a la consecución de la Gracia y perseverancia. Se puede transitar por los patios y ambulatorios, permanecer en la capilla o en los dormitorios, pero en silencio rigurosísimo, apartados los unos de los otros, bajo pena de expulsión, que muy pocas veces ha habido necesidad de aplicar. A donde quiera volteasen los ojos -en la capilla, en los corredores, en los ambulatorios, en el refectorio, en los dormitorios-, las paredes háyanse cubiertas de imágenes e inscripciones, que fuerzan la vista y el entendimiento a prolongar la meditación. (Yáñez, 1988:58-59)

Podemos decir, entonces, que las instancias de contenido, espacio, tiempo y lugar cumplen diversas funciones, desplegadas hacia el interior de vínculos de poder. Desde ahí se hace posible la intervención de fuerzas coercitivas que una y otra vez intervienen para juzgar, perdonar, redimir, castigar, reconciliar. Ahora bien, más allá de la conformación exterior y ritualizada, estas instancias de poder son decisivas porque están diseñadas para articular imposiciones sustanciales en ciertas concepciones ideológicas del mundo. Tal cosa ocurre, por ejemplo, sobre la idea del Dios verdadero, cuyas representaciones se producen bajo el correlato de lo “terrible”, ya que desde la óptica telúrica de la jerarquía religiosa en el pueblo, este Dios sólo puede ser asimilado a través de múltiples agobios, mediante la aceptación severa e incondicional de culpas, así como a través de muestras paroxísticas de arrepentimiento. Tal es la tónica ideológica que fluye bajo esta novela, que sin duda ha sido de gran importancia para las letras mexicanas.

Document info
Document views1054
Page views1054
Page last viewedTue Jan 24 05:43:19 UTC 2017
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments