X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 243 / 272

656 views

0 shares

0 downloads

0 comments

243 / 272

y otros no. Aunque estas dos obras no tienen la forma que en la posterioridad llegará a llamarse «bestiario» darán origen a una larga tradición de animalarios. A estos dos precursores del género se suma el anónimo Fisiólogo, probablemente escrito en Alejandria entre el siglo II y el siglo V.119 El título «bestiario» fue la aportación original de un anónimo traductor medieval que llevó a cabo la traducción de una versión latina del Phisiologus a una de las lenguas vernáculas europeas, ya que el libro gozaba de gran popularidad en toda la Europa medieval. El bestiario medieval tiene como objetivo la clasificación y enumeración de animales reales e inexistentes con fines didácticos y moralizantes. Los animales cargados de sentido alegórico aquí representan a Cristo, al Diablo, el bien y el mal e incorporan vicios y virtudes humanas, y de ellas salen profundas enseñanzas morales que tienen como propósito transmitir la doctrina cristiana.

Los seres imaginarios que pueblan los bestiarios han despertado siempre más interés en el público por su rareza y sus peculiaridades que los animales reales, especialmente cuando sus descripciones se podían leer en los relatos de viajeros, hecho que «aseguraba» un cierto nivel de verosimilitud. Los viajeros alimentaban los animalarios con sus historias sobre la fauna de tierras lejanas y al mismo tiempo éstos despertaban la curiosidad de los viajeros de una forma recíproca. Leonard Irving cita la obra de Marco Polo120 y Sir John Mandeville121 que inspiraron a Colón y a los conquistadores españoles a emprender sus grandes hazañas y que los llevaron a descubrir un mundo nuevo y desconocido122 (Irving,

119 Paley de Francescato, Martha. Bestiarios y otras jaulas, Buenos Aires, Sudamericana, 1977.

120 Marco Polo, comerciante y viajero de origen croata, es el autor del libro In Milione, testimonio de su viaje al lejano Oriente emprendido en el s. XIII que tuvo gran popularidad en la Europa renacentista.

121 El autor de origen inglés del libro Los viajes de Sir John Mandeville, escrito en el s. XIV en el dialecto normando francés.

122 Irving Leonard. Los libros del conquistador, México: Fondo de la Cultura Económica, 1959

Document info
Document views656
Page views656
Page last viewedTue Dec 06 12:28:18 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments