X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 249 / 272

589 views

0 shares

0 downloads

0 comments

249 / 272

protagonizados por animales reales o fantásticos que funcionan como microrrelatos con pleno derecho. De marcado cariz existencial, en ellos se establecen las “analogías inquietantes” entre el hombre y la criatura descrita. Las alegorías se concretan en una vertiente del bestiario desmitificadora, con una fuerte carga crítica y en la que se describen con igual naturalidad animales reales y fabulosos.133 Microficciones que entrarían a esta segunda categoría del bestiario son: «El Grifo», «Briareo», «De Dragones», «Ponzoñini», «El Camaleón», «Minotauromaqia», etc.

Las microficciones con hipotexto mitológico suelen tener el final sorprendente en que se invierten las nociones generales acerca de las criaturas que pueblan los mitos de la antigüedad clásica. En «La recompensa» las sirenas procuradas por el protagonista toda su vida, efectivamente cumplen con el criterio distintivo que determina esta especie imaginaria pero toman de sorpresa al protagonista desesperado y al mismo tiempo al lector curioso quienes al final del relato se dan cuenta de que las sirenas tienen el cuerpo de mujer y la cabeza de pez, cito, «sobre bien torneadas piernas femeninas avanzaban hacia él enormes cabezas de pez.» (Avilés Fabila, 1994, 17)134

En la tercera parte del libro que se titula «Breviario mitológico», el autor se empeña en «corregir» algunas irregularidades mitológicas: la Esfinge de Tebas es acomplejada, sin ingenio y formula adivinanzas y acertijos para los niños que se burlan de ella; no es horrorosa sino un ser con bellísimo rostro femenino sobre un espléndido cuerpo de león; entre los sátiros no existían sólo los machos, sino también las hembras y los

133 Noguerol Jiménez. 2005. loc. cit. p 48.

134 René Avilés Fabila.op. cit. p. 17.

Document info
Document views589
Page views589
Page last viewedSat Dec 03 19:46:45 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments