X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 254 / 272

813 views

0 shares

0 downloads

0 comments

254 / 272

serpiente alada», un modesto pariente del malvado dragón que sufre de remordimientos por los males que su antepasado provocó y vive atormentada buscando a un san Jorge que la mate y le rescate de su sufrimiento moral, conforma la segunda parte del libro titulada «Serpentario». «La Cencóatl» se caracteriza por su fingido tono ensayístico-científico con referencias bibliográficas donde se disuelven las fronteras culturales y cronológicas. El texto trata de serpientes de tres origenes distintos: la anfisbena del bestiario medieval (Physiologo, Livre du tresor del florentino Brunetto Latini, maestro de Dante y autor de una enciclopedia), la naquiscóatl de una crónica de Indias (Fray Bernardino de Sahagún Historia general de las cosas de la Nueva España) y la Cencóatl que proviene de la tradición cuentística popular. Esta minificción es la que mejor ilustra la hibridez intertextual del libro.  

A manera de conclusión:

Como ya queda dicho, en el siglo XX en Hispanoamérica se produce el «renacimiento» del bestiario y Los animales prodigiosos es un libro que atestigua la supervivencia de esta forma literaria en los tiempos actuales, donde el hombre hispanoamericano intenta recuperar su autenticidad, comprenderse a sí mismo en la «conversación» con los animales o denunciar los peligros reales que toman forma de monstruos. En el bestiario de René Avilés Fabila «las bestias de la literatura son las máscaras de los animales humanos que las crean», como diría Bernard Shultz-Cruz142

142 Bernard Shultz-Cruz. 1992. “Cuatro bestiarios, cuatro visiones: Borges, Arreola, Neruda y Guillén”, Anales de Literatura Hispanoamericana, , nº 21, p. 253.

Document info
Document views813
Page views813
Page last viewedSun Dec 11 12:25:23 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments