X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 29 / 272

703 views

0 shares

0 downloads

0 comments

29 / 272

sus manos está colocado el catalejo con que ve a la gente, en la otra un abanico con plumas azules, verdes y amarillas, rodeadas de oro que brilla como espejo. Utiliza un adorno en su labio que de él cuelga una pluma verde o azul.

2. La muerte y el mal agüero: preámbulo de la comunión. La alegría creadora en la risa de los dioses mayas, según el Popol Vuh.

A veces los dioses ríen. Burla, amenaza o delirio, su risa estentórea nos aterra: pone en movimiento a la creación o la desgarra.

Octavio Paz, “Risa y penitencia”

En la cultura maya, específicamente en la tradición de las antiguas historias del Quiché del Popol Vuh (literalmente “el libro de la comunidad”, escrito en la lengua quiché poco después de la Conquista y traducido al castellano por Fray Francisco Ximénez a principios del siglo XVIII) la risa se manifiesta en dos circunstancias: por un lado surge como una carcajada estrepitosa de las profundidades del inframundo de Xibalbá, región habitada por los Señores de la Muerte, enemigos de los hombres; y por el otro, brota en el mundo superior, al ras de la tierra, como una rebosante alegría con el nacimiento de la creación.

En el primer caso se trata de una risa destructiva y mortal surgida de los maxilares descarnados de los Señores de la Muerte quienes se carcajeaban una y otra vez de las burlas a que sometían a los gemelos Hun-Hunahpú y Vucub-Humahpú, grandes sabios y adivinos, pero sobre todo, grandes jugadores de dados y de pelota. Los moradores de Xibalbá, deseosos de apoderarse de los instrumentos de juego de los hermanos, los retaron a un juego de pelota a través de los búhos mensajeros:

Document info
Document views703
Page views703
Page last viewedThu Dec 08 06:59:23 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments