X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 56 / 272

600 views

0 shares

0 downloads

0 comments

56 / 272

Pero además de este sincretismo religioso en el que los elementos prehispánicos y los católicos se combinan y conviven en armonía - a pesar de la aparente dualidad, pagano versus sagrado-  hay otro componente que destaca en el festejo del día de los muertos: la burla.

Hay quienes dicen, que el mexicano se burla de la muerte, porque la vida no vale nada. La misma canción popular de José Alfredo Jiménez, suena así: “No vale nada la vida / la vida no vale nada. / Comienza siempre llorando / y así llorando se acaba. / Por eso es que en ese mundo / la vida no vale nada.” Octavio Paz  habla también de la “indiferencia del mexicano ante la muerte” que “se nutre de su indiferencia ante la vida” (1993: 63). Podría ser, pero yo más bien creo que, de algo que no vale nada, no vale la pena burlarse.

El Diccionario de la Real Academia Española define la palabra “burla” de la siguiente manera: “acción, ademán o palabras con que se procura poner en ridículo a alguien o a algo”. Al ridiculizar se transgrede un orden jerárquico establecido, se baja, en este caso el concepto de la muerte, de su esfera intangible en la que flota. Si la muerte en ambas tradiciones religiosas es concebida como algo sacro, algo que merece respeto y además asegura la continuidad de una nación, en la cultura popular, al ser ridiculizada, se convierte en algo palpable, humano, porque se baja de un plano abstracto a uno concreto. La transgresión se lleva a cabo en un nivel vertical con la intención de minimizar la solemnidad y seriedad del concepto de la muerte que permite establecer una nueva relación de igualdad. Me parece entonces que, este aspecto burlesco con el que se trata a la muerte en México, no se debe tanto a que el mexicano la considere sin valor al igual que a la vida, sino más bien que a través de la burla, la muerte se vuelve humana, permite el trato de tú a tú.

De este modo, en México, además de los altares, que son una verdadera muestra de hospitalidad de los vivos hacia los muertos, hay varias manifestaciones que conllevan este matiz

Document info
Document views600
Page views600
Page last viewedSun Dec 04 01:10:52 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments