X hits on this document

748 views

0 shares

0 downloads

0 comments

6 / 272

México es un país de difícil comunicación y de costosa infraestructura. La base de su alimentación es el maíz, que es un producto de la civilización mesoamericana. Multitud de valles escondidos, climas, planicies, bosques y desiertos explican la variedad de sus regiones y la insularidad de sus presencias: hombres, costumbres, lenguas, creencias y culturas variopintas.  Mirar a México desde el aire es ver “el rostro de la creación”, según Carlos Fuentes, “…un retrato del agua y del fuego, del viento y del terremoto, de la luna y del sol”2.

Síntesis histórica3

México fue un crisol de culturas espléndidas en su pasado remoto4.  Su espacio vio surgir, evolucionar y extinguirse o transformarse múltiples culturas a lo largo de más de 4000 años de historia precolombina: olmecas, zapotecas, mayas, teotihuacanos, toltecas, mexicas, etc.  Forja de culturas distintas que fueron capaces de levantar maravillas urbanas bien conocidas por todos: La Venta, San Lorenzo, Tres Zapotes, Montealbán, Mitla, Palenque, Uxmal, Chichen-Itzá, Teotihuacan, Tula o Tenochtitlan. Ciudades representativas de los más de 10,000 centros registrados que existen en el país y que no han sido excavados aún, pero que dan cuenta del paso del hombre por esas tierras y de la importancia que tiene Mesoamérica en su conjunto, como una de las escasas civilizaciones originarias que existen hoy en el mundo.

2 Introducción del libro Una visión de altura, un recorrido aéreo del pasado al presente, de Michael Calderwood y Carlos Breña, (Alti Publishing, La Jolla, California), c1992, p. 15.

3 Algunos segmentos de esta síntesis están basados en datos de la Historia General de México, coordinada por Daniel Cosío Villegas, (4 T., Centro de Estudios Históricos, El Colegio de México, México, D.F.), c1976, 1977.

4 “La verdad es que la historia de México es una historia a imagen y semejanza de su geografía: abrupta, anfractuosa. Cada período histórico es como una meseta encerrada entre altas montañas y separada de las otras por precipicios y despeñaderos”.  Octavio Paz, en Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe,  (FCE, México, D.F. ), c1982, 1983, p. 24.

Document info
Document views748
Page views748
Page last viewedFri Dec 09 12:13:23 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments