X hits on this document

Word document

Universidad de Zagreb - page 75 / 272

723 views

0 shares

0 downloads

0 comments

75 / 272

México? Además, después de las travesuras juveniles que le costaron caro, Sigüenza en todos sus textos invariablemente demostraba cordura y (promišljenost) en lo político: lo demuestran todas sus crónicas de los acontecimientos contemporáneos, así como la idea subyacente a su novela «Infortunios de Alonso Ramírez». Parece más bien que consideró oportuno darle a entender al representante del monarca que el virreinato que le fue (povjereno) tiene un rico patrimonio cultural precristiano y que éste debería tomarlo en cuenta. Parece que Sigüenza, para explicar las virtudes y los poderes de cada una de las deidades precolombinas, comparaba a éstas con aquellas deidades griegas y romanas que consideraba más parecidas. Con ello se habrá apoyado en los conocimientos previos que tanto él como su (ciljani Ĩitatelji) tenían en común, pero creemos ver en ello una dimensión adicional: la comparación sugiere equivalencia, y este representa, a nuestro saber, el primer caso de equivalencia pública en el espacio cultural colonial de la antigüedad grecorromana y la mexicana. Toda la presentación estaba ataviada en un tono laudatorio de los versos que le auguraban al virrey todas las virtudes que simbolizaban las deidades comparadas.

Este uso de los conocimientos de lo precolombino para provecho inmediato, mirado a posteriori, parece ser la ocasión que el sabio colonial, a quien le faltaba dinero para publicar sus hallazgos, buscaba para dar la propuesta de la toma de conciencia de la existencia así como del valor de la antigüedad precolombina en cuanto patrimonio cultural, igualado al patrimonio grecorromano. Tomando en cuenta la rigidez del ambiente cultural, es decir, su pureza hispanizante y su tratamiento de lo indiano y lo indígena como un mundo que existe para ser aculturado, su acto y su actitud representan, a nuestro juicio, un  paso interesante hacia una posible mentalización de los criollos con la naturaleza del mundo a que pertenecían.   

Los dos autores dieciochescos que en buena parte basaron sus investigaciones en las colecciones y en los escritos sobre lo precolombino de Sigüenza trabajaban en tiempos y circunstancias diferentes. El interés primordial de Boturini Benaduci al llegar al Nuevo Mundo era el culto guadalupano40:

luego que vino al reino, meditó de dedicar su pluma y trabajos en gloria y culto de la Reina de los Angeles, Señora y Patrona nuestra de Guadalupe, habiendo corrido muchas provinciasde los indios para indagar las pruebas contemporáneas del portentodo milagro de sus apariciones41

El gran interés que desarrolló para lo precolombino lo llevó a percatarse de la riqueza de la cultura de «la gentilidad», como él mismo llamaba a las naciones precolombinas, y después de seis años de investigaciones muy penosas entre los indios42 y de la investigación de los archivos y bibliotecas de la Ciudad de México donde pudo ver y copiar muchos documentos de Sigüenza completó su «Catálogo del Museo Histórico Indiano» cuya descripción se puede apreciar en el anexo a la edición de su «Idea de una Nueva Historia..»43. Boturini Benaduci llegó a entusiasmarse por el México antiguo, llegó a encontrar él solo un número considerable de documentos y objetos y dio explicaciones propias del mismo, o de ...las tres edades. La primera, la de los Dioses; la segunda, la de los Héroes; la tercera, la de los Hombres. Estas fueron celebradas y debatidas en los años siguientes. Lo que cabe destacar, y lo que lo diferencia de

40 Véase el estudio de Miguel León-Portilla  mencionado en la nota 6

41 Ibid., p. xv  y José Torre Revello: Documentos inéditos para la historia de España, Madrid 1947.

42 Citirati kako mu je bilo – spavao na zemlji i sl.

43 Ed. Cit., pp. 132-151

Document info
Document views723
Page views723
Page last viewedThu Dec 08 23:42:46 UTC 2016
Pages272
Paragraphs2232
Words86026

Comments