X hits on this document

Word document

CARACTERIZACION PRODUCTIVO – - page 11 / 80

232 views

0 shares

0 downloads

0 comments

11 / 80

por lomas y quebradas persiguiendo sus presas de caza, sin haber conocido aún el manejo de la agricultura.

3.1.3. El Periodo Agrícola

La agricultura y la elaboración de objetos en cerámica aparecen en sus etapas más elementales de la edad de piedra, con una población que habitaba en cavernas naturales, cuyas paredes eran decoradas con interesantes pinturas míticas que nos han trasmitido algunos indicios de su forma de vida. De esta época data el denominado “Hombre de Toquepala” cuya existencia se estima que data de hace 9000 años, en el periodo Paleolítico. Se ha descubierto restos de puntas de lanzas, cuchillos, raspadores y otros utensilios de piedra tallada y hueso, hallados en Pampa Colorada, en el Complejo Huanaqueros (Yarabamba, a 23 km. de la ciudad de Arequipa), y en forma muy especial en las cuevas de Sumbay.

El análisis científico de estas evidencias históricas demuestran que a las acciones de simple caza y recolección, siguió el conocimiento y dominio progresivo del cultivo de la tierra, primero aprovechando los ciclos naturales y espontáneos de la producción de la tierra y posteriormente influyendo en estos procesos de diversas maneras, para preparar la tierra, sembrar los campos, recoger las cosechas y almacenar sus productos para asegurar su alimentación en épocas de crisis.   

3.1.4. El Periodo Pre Inca

Recién en el siglo V de nuestra era se dejó sentir en la zona actual de Camaná, la influencia de la cultura Nazca (cabezas achatadas), gente que conocía de alta textilería y que cultivaba el maíz y el pallar. Para el siglo VIII dominaba en Majes y Sihuas la cultura Wari, cuyo centro estuvo en Ayacucho (Manto de Andaray, 736 años A. d.C.) De pronto en el siglo X la megalítica cultura Tiahuanaco, que inició su fase expansiva, hace su aparición por estos lares, llegando al Valle de Arequipa y aledaños oleadas de gente altiplánica que sabía cultivar papa, maíz y quinua, domesticaron la llama y poseían cerámica policromada.

Por esa época las colinas del valle del Chili  y aledaños se cubrieron poco a poco de andenes sembrados de maizales y surgieron rústicas viviendas, donde empezaron a hilar lana, fabricar cerámica y trabajar el cobre. De esta época destacan los andenes de Carmen Alto, Paucarpata, Sabandía y Yumina, así como las imponentes andenerías de Churajón (distrito de Quequeña), más espectaculares tal vez, que las de Pisac en el Cusco.

De esta época también datan las ruinas de Huactallacta en Pocsi, Pueblo Viejo en Chiguata, los petroglifos de Cahuillacta en Mollebaya; Pichu Pichu en las cumbres de esta montaña, y ya como recuerdos de la Arequipa incaica se pueden admirar magníficas obras de regadío en la Huaylla, Chilina, Acequia Alta, etc. así como las necrópolis de Challapampa, Chullo, Chilina, Quequeña y Yarabamba.

La presencia de la Cultura Wari en la región también se dejó sentir en ambas márgenes del valle del Colca con un marcado manejo agro ecológico de la producción agrícola con predilección en el cultivo del maíz por el clima favorable, impulsando la construcción de andenes en las laderas con todo un sistema

Document info
Document views232
Page views233
Page last viewedThu Dec 08 12:21:05 UTC 2016
Pages80
Paragraphs2905
Words30391

Comments