X hits on this document

209 views

0 shares

0 downloads

0 comments

37 / 108

Recomendaciones de la Sociedad Civil 2002-2008

Un conjunto de movimientos y organizaciones sociales y populares de sectores de mujeres, campesinos/as y pueblos de la selva, pueblos y nacionalidades indígenas, comunidades afrodescendientes, pueblos gitanos y otros pueblos nómadas, de orientación sexual e identidad de género (LGTB), de organizaciones territoriales vecinales, movimiento sindical de trabajadores/as, académicos/as, viviendistas, usuarios/as de servicios de salud, ligas de enfermos, gremios de profesionales y ONG, provenientes de diversas regiones de las Américas desde Canadá hasta Chile, pasando por Centroamérica y el Caribe, nos encontramos en Brasilia en el marco de la reunión regional de consulta sobre determinantes sociales de la salud convocada por los gobiernos de Brasil y Chile, organizaciones de la sociedad civil de las Américas, la OEA, la OPS, la OMS, lo que nos permitió contarnos los múltiples problemas relacionados con la salud que vivimos y debatir la necesidad e importancia de reconocer la determinación social de la salud para superarlas.

Este encuentro reafirma una crítica profunda al modelo de desarrollo social y económico prevalente en la región de las Américas, que en las últimas décadas se ha profundizado a través del conjunto de políticas neoliberales en el marco de un proceso de globalización y que debe ser superado. Este modelo se fundamenta en una lógica de mercado, que privatiza y medicaliza la salud en detrimento del derecho a la salud, agudiza las violaciones a los derechos humanos y las desigualdades que llevan a las inequidades sanitarias que fragilizan y afectan las situaciones de salud y de vida que son completamente evitables e injustas.

Igualmente ratificamos que este modelo de desarrollo reduce el papel del Estado como promotor de salud, fragmentando y privatizando los sistemas de salud, disminuyendo los recursos públicos en salud, enfatizando en la atención curativa a la enfermedad. Palabra utilizada por los pueblos y nacionalidades indígenas de la región andina, que refiere una práctica social de colaboración, solidaridad y cooperación donde cada cual aporta sus recursos de acuerdo a sus posibilidades para el beneficio del conjunto de la comunidad.

El avance de este modelo en la región de las Américas profundiza las desigualdades y exclusión social que se expresa en la concentración de la riqueza, la tierra, el ingreso y el uso inadecuado de los recursos naturales, al mismo tiempo, profundiza las relaciones desiguales de género y las prácticas discriminatorias étnico raciales, religiosas y de orientación sexual e identidad de género (LGBT), aumenta todas las formas de violencia en el campo y la ciudad, desde el espacio privado al espacio público.

Es claro para los movimientos y organizaciones de la sociedad civil presentes en la reunión, que la salud es un derecho humano universal, deber del Estado, cuya realización precisa un conjunto de determinantes como la alimentación sana y segura; derecho al trabajo digno y valoración del trabajo reproductivo; ingresos adecuados; acceso, uso y permanencia en la tierra; manejo sustentable de los recursos naturales y renovables; vivienda digna con saneamiento ambiental, participación ciudadana democrática, acceso universal a los servicios de educación y salud oportunos, humanizados, de calidad y pertinentes culturalmente, políticas publicas sociales inclusivas y relaciones sociales no sexistas ni racistas, con tolerancia cultural y religiosa, lo que a su vez expresa que tanto los determinantes de la salud como el derecho a la salud son indivisibles e interdependientes.

En este contexto, se hace evidente que para avanzar en la superación de las inequidades en salud se requiere de manera fundamental configurar modelos de desarrollo social y económicos sustentables, garantes de los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, sexuales y reproductivos; un modelo de Estado que garantice dichos derechos; impulso a la soberanía y seguridad alimentaria, que erradique el hambre del continente, promoviendo reformas agrarias que aseguren el acceso, uso y propiedad de la tierra, posibilite procesos agrícolas sustentables y que preserven la propiedad de las semillas ancestrales en el marco de una propuesta de agricultura familiar y campesina adecuada a la diversidad climática de la región; reformas urbanas que promuevan una mejor distribución del suelo urbano y la construcción de ciudades socialmente justas y ambientalmente sustentables; democratización del capital cultural de la humanidad a través del acceso universal a la educación; concreción de la democracia participativa; y desarrollo de políticas públicas intersectoriales universales, integrales, equitativas y participativas.

Como resultado de estas reflexiones, el conjunto de organizaciones de la sociedad civil reunidas en Brasilia consideramos pertinente impulsar una agenda común en el tema de determinantes de la salud, que

Secretaría de Cumbres de las Américas | Organización de los Estados Americanos

Document info
Document views209
Page views209
Page last viewedSun Dec 04 10:44:05 UTC 2016
Pages108
Paragraphs3165
Words53402

Comments