X hits on this document

Word document

1. Introducción. 2. El pragmatismo norteamericano: su compromiso ético-político ... - page 20 / 29

90 views

0 shares

0 downloads

0 comments

20 / 29

Rafael Enrique Aguilera Portales

universal contra toda legalidad y todo poder negador de la misma.”47

Peter Häberle desarrolla plantea la tesis de la dignidad humana como “premisa antropológica-cultural”48 del Estado Constitucional y la democracia como su consecuencia organizativa. De esta forma, el conjunto de derechos y deberes permiten al ser humano llegar a ser persona, serlo y seguir siéndolo. El cómo es que el ser humano llega a ser persona nos ofrece indicios de lo que sea la “dignidad humana”, y aquí debemos distinguir dos cuestiones: cómo se forma la identidad humana en una sociedad, y en qué medida puede partirse de un concepto válido entre culturas y, por tanto, universal.

Igualmente, David Hume en su Investigación sobre los principios de la moral nos habla de los “sentimientos de humanidad”49, barajando una idea o concepto de dignidad humana presente en todo hombre cuando se produce un atropello de los derechos humanos. Estos sentimientos de humanidad compartidos y universales nos permiten levantar un muro frente a la brutalidad, la injusticia y el sufrimiento. Y la razón, algo que olvida frecuentemente Rorty, trabaja para el sentimiento, a fin de no caer en un sentimentalismo banal, manipulación emocional, engaño, ilusión o fantasía. La razón, por tanto, juega un papel importante en la elaboración de un juicio moral, el mismo Hume era consciente de que teníamos que dilucidar y reflexionar en torno a las circunstancias que rodean un determinado hecho o una experiencia.

Si tratamos de defender un universalismo ético, político y jurídico podemos acudir a la experiencia común universal a todos los seres humanos como es el sentimiento de indignación o repulsa ética. En la experiencia de indignación ética o de lo intolerable como ¡no hay derecho¡ reconocemos la verdad transhistórica de la común dignidad50 de los humanos, desde la que podemos exigirnos deberes

47 ETXEBARRIA, Xavier, “Universalismo ético y derechos humanos” en RUBIO CARRACEDO, J. L. Retos pendientes en Ética y política Revista Malacitana, nº5. Consúltese este trabajo donde desarrollo más extensamente esta problemática. AGUILERA PORTALES, Rafael, “Multiculturalismo, derechos humanos y ciudadanía cosmopolita” en Revista LETRAS JURÍDICAS, Universidad de Guadalajara, México, nº3, Otoño, 2006, pp. 1-29, p. 17.

48 Véase HÄBERLE, Peter, El Estado constitucional, (trad. Hécor Fix-Fierro) Universidad Nacional Autónoma de México, México, 2001. p. 169.

49 David Hume (1711-1776) defiende un escepticismo moderado y racional, no caprichoso y arbitrario, un escepticismo consecuente, fruto de un análisis serio sobre nuestras facultades intelectuales y los límites de nuestro conocimiento. Con todo esto, Hume nos quiere hacer ver que no es la razón quien guía nuestra vida, sino que es la creencia o el hábito; pero esto no quiere decir que Hume niegue la importancia de la razón, aunque es cierto que la relativiza notablemente.HUME, David: Tratado de la naturaleza humana, Aguilar, Buenos Aires, 1973.

50 CAMPS, V., “El descubrimiento de los Derechos humanos” en MUGUERZA, J.: El Fundamento de los derechos humanos, ed. Debate, Madrid, 1989. FARIÑAS, M. J., Globalización, ciudadanía y derechos humanos, Cuadernos Bartolomé de las Casas, Dykinson, Madrid, 2000.

www.revistauniversitas.org

Document info
Document views90
Page views91
Page last viewedWed Dec 07 13:26:06 UTC 2016
Pages29
Paragraphs241
Words13590

Comments