X hits on this document

Word document

1. Introducción. 2. El pragmatismo norteamericano: su compromiso ético-político ... - page 8 / 29

104 views

0 shares

0 downloads

0 comments

8 / 29

Rafael Enrique Aguilera Portales

“descentramiento” del sujeto14 al que pertenecieron Copérnico y Darwin. De este modo, Copérnico descentralizó la antigua concepción del Universo, y Darwin descentralizó nuestra “inerradicable naturaleza animal”. Pero no es evidente que estos sucesivos descentramientos lleguen a poder considerarse una historia de humillación del hombre. Copérnico y Darwin pueden reclamar que han colocado al hombre en la cima y la cúspide de su cosmovisiones. Darwin, Stuart Mill, Freud afirman que deberíamos concebirnos a nosotros mismos como uno de tantos experimentos de la naturaleza y no como la culminación del designio de la naturaleza. Somos un “experimento de vida”15; incluso Jefferson y Dewey nos hablan de “experimento” en el terreno político para describir la democracia norteamericana.

Los mecanismos psicológicos parecen más descentrantes que los mecanismo fisiológicos sólo si se tiene cierta tendencias metafísica, que lleva a plantease insistentemente las preguntas siguientes: pero ¿realmente quién soy?, ¿cuál es mi verdadera identidad?, ¿qué me es esencial? Descartes y Kant tenían esta tendencia esencialista, representacionista e intelectualista16. En la concepción del psicoanálisis de Freud surge la idea de que algunas personas desconocidas están motivándonos a hacer cosas que en el fondo no desearíamos hacer; esto, sin duda, constituye un verdadero descentramiento. Tomar en serio la idea de Freud es desear familiarizarse con esas personas desconocidas que habitan en nosotros como primer paso para acabar con ellas. Este deseo ocupará el lugar, para el freudiano pragmático del deseo religioso y

14 Figuras como Nietzsche, William James, Freud, Proust, Wittgenstein ilustran lo que ha llamado “libertad como reconocimiento de la contingencia”. Este programa filosófico desafía abiertamente la tradición cristiano-hegeliano-marxista, caracterizada por una visión teleológica-lineal del tiempo y la historia, propulsados por leyes providentes-conceptuales-económicas que gobiernan la historia. La concepción rortina parte de la concepción contingente de la historia, el individuo y la sociedad por la cual somos puros experimentos azarosos y fortuitos. RORTY, R., Essays on Heidegger and Others. Philosophical Papers, vol. 2. Cambridge, Cambridge University Press, 1991.   

15 En esto, sigue la tradición emprendida por  Freud, Darwin y J.S Mill, por la cual deberíamos concebirnos a nosotros mismos como uno de tantos experimentos de la naturaleza y no como la realización finalista y teleológica del designio de la naturaleza, Dios u otra instancia superior. Por tanto, somos un experimento social e individual de vida, incluso, la democracia sería un experimento más entre otros, un experimente frágil, contingente y vulnerable. HOOK, Sidney, Pragmatism and the tragic sense of life, Basic Books, Nueva York, 1974.

16 La epistemología moderna inaugurada por Descartes, continuada posteriormente por Kant, parte del sujeto cognoscente como sujeto hegemónico del conocimiento de la realidad del Universo, por tanto estamos ante una tradición fuertemente representacionalista, objetivista, esencialista que concibe el mundo como figura o representación de nuestro pensamiento. RORTY, R., La filosofía y el espejo de la naturaleza (trad. de J. M.Esteban ), Madrid, Tecnos, 1989 y su obra RORTY, R., The Linguistic Turn. Recent Essays in Philosphical Method. Chicago, University of Chicago Press, 1967 (existe traducción al español).

www.revistauniversitas.org

Document info
Document views104
Page views105
Page last viewedSun Dec 11 10:34:00 UTC 2016
Pages29
Paragraphs241
Words13590

Comments