X hits on this document

159 views

0 shares

0 downloads

0 comments

27 / 67

persiguiéndoles y haciendo fotografías como si se tratase de un safari fotográfico, ellos en el camino aprovechan para comerse todas las plantas de las casas, en un momento me veo rodeado de una manada de renos, me paro y espero que terminen de pasar para no asustarlos y evitar que te puedan agredir al coche.

Seguimos el viaje y a los pocos kilómetros vemos como un coche intenta adelantar a otro que esta esquivando a un reno, este sin ningún pudor pasea por el centro de la calzada; poco le ha faltado para que la escena se convierta en verdadera tragedia. Nos paramos en sus inmediaciones para fotografiarle tranquilamente, los coches pasan esquivándole y él nos mira con aires amenazantes, con mucho cuidado seguimos fotografiándole. Las escenas se sucederán a lo largo del camino, creo que es la hora apropiada para verlos pues seguramente al atardecer es cuando bajan a las zonas habitadas en busca de comida.

Vamos pendientes de los numerosos carteles de la carretera, unos, anuncian lugares con ríos para sacar oro, otros, granjas de renos, y por fin “smoken fisch” este es el que más nos interesa, después de dos intentonas, a la segunda va la vencida, descubrimos un lugar donde lo venden, cuyas coordenadas corresponden N 67,96228; E 26,79903, los precios no son baratos pero verdaderamente están muy bien. Compramos huevas de salmón a 8 euros 250 gr. y salmón ahumado, no es como lo conocemos en España, aquí es a lo bestia, precio a 19 euros kg. Tenían otros tipos de pescados pero preferimos lo malo conocido (salmón) que lo bueno por conocer. El ahumado se hace colocando el pez clavado sobre una tabla de roble que se introduce en el fuego hasta que esta totalmente hecho.

Llegamos a la ciudad de Ivalo donde teníamos pensado dormir, damos una vuelta pero el parking no nos gusta y la zona del lago tampoco, decidimos continuar nuestro viaje.

En 40 Km. llegamos a la ciudad de Inari es la ultima más poblada del norte de Laponia, decidimos parar en el camping de Inari para hacer la colada y aprovechar la luz eléctrica para cargar todos los utensilios eléctricos que llevamos. El precio es de 19 euro, incluido la ficha para la lavadora, las coordenadas corresponden con N 68,90251 // E 27,03771.

El camping se encuentra enclavado en la ribera del lago Inarijarvi o Aanaajavri (en sami). Aquí podremos disfrutar de lo que entraña verdaderamente las noches blancas, son más de las 12,00 de la noche y el sol es de justicia, hasta las 2 a.m. no llega a la zona de la horizontal para volver a subir, ya es de día, ¡bueno..mejor! ya ha pasado un nuevo día solar. Estamos todos alterados y nuestros biorritmos, también. Me dedico a fotografiar la escena desde múltiples ángulos, todo, por si mañana en Cabo Norte no tenemos esta oportunidad.

Día 13 de junio (lunes) Km. 4.905

¡Amanece que no es poco!, bueno…creo que ayer nunca se hizo verdaderamente de noche, nos acostamos como a las 2,00 a.m. y ya para entonces había un sol radiante. Todo el mundo en el camping estábamos afectados por los efectos de vivir sin noche en unos horarios que solamente nos permitiría dormir con luz diurna, mientras, hacíamos nuestras tareas como si fuesen las 4 de la tarde víctimas de las noches blancas, es que estábamos bastante alterados, la verdad que terminamos por acostarnos ante un lío de ropa como consecuencia de la lavadora y la secadora.

Antes de partir tenemos que hacer la limpieza general para aprovechar la presencia en el camping cargamos todas las baterías de todos los artilugios que llevamos de la era moderna.

La primera vista es para la pequeña iglesia de Inari, fue construida en 1952, tiene un diseño adaptado a la minoría sami, enteramente construida en madera, la planta es de una sola nave con una pequeña capilla Mayor solamente decorada con la pintura que

Document info
Document views159
Page views159
Page last viewedSun Dec 04 17:28:58 UTC 2016
Pages67
Paragraphs758
Words43157

Comments