X hits on this document

223 views

0 shares

0 downloads

0 comments

39 / 67

Cuando a su casa de un sabio viene:

Rara vez lo hacen los que están en silencio los errores Hacer;

La madre siempre es un amigo fiel.”

Las investigaciones arqueológicas han demostrado la disposición de la casa, desde la planta hasta su interior. La altura del edificio se ha estimado que podía sobrepasar los 9 metros.

En el área hay diferentes restos de cobertizos para guardar los largos barcos vikingos, también diferentes partes de las granjas anexas a la casa principal.

La vida en esta parte del norte era un lujo comparado con otras partes del país, aquí la gente dormía en camas con colchas de lino y se cubría con edredones. Como colchón se utilizaba la paja y se tapaban con un ligero plumón que se exportaba a toda Europa. La cama era desmontable y se llevaba en los viajes. Los postes estaban pintados con bonitos dibujos y tallado con forma de caballo, animal sagrado que protegía al que dormía.

Los vikingos eran grandes arquitectos y construyeron un puente sobre la bahía de Borg. Este puente fue construido con una vía de tablas sobre machones de madera cuadrados y llenos de piedra, tenía una longitud total de 90 metros.

Recorremos poco a poco las islas Lofoten a través de túneles bajo el mar y puentes que unen las pequeñas islas a la isla Flakstadoya donde se encuentra el típico pueblo tradicional, fue designado en 1975 como un proyecto piloto para la protección en la construcción noruega.

Llegamos a Moskenes nuevo pueblo pesquero desde donde sale el ferry que nos unirá con tierra firme en la ciudad de Bodo. Son las 18,00 horas cuando llegamos, el aforo para el siguiente barco de las 19,15 esta completo, vemos como la gente esta muy nerviosa ante la posibilidad de quedarse en tierra, nos recomiendan quedarnos en la caseta de acceso para ser los primeros en el siguiente ferry, ante el pequeño caos reinante no nos pueden vender los pasajes para el próximo barco y de esta forma poder disfrutar de las isla Lofoten hasta la siguiente salida.

Nos quedamos aparcados en el mismo puerto cuyas coordenadas corresponden con N 67.90016 // E 13.04661. Nada más partir el ferry se nos acerca el cobrador para situarnos en la primera línea para el siguiente embarque, pagamos por el trayecto 858 Dk (ac 6 metros, 1 adulto y dos niños).

A las 21,15 en punto salimos en dirección a Bodo por una de las rutas más peligrosas del mundo, el remolino Moskenesstromnen que llega alcanzar 20 nudos, pero verdaderamente no lo notamos. La travesía dura un poco más de tres horas y gracias al horario de salida podemos disfrutar de una verdadera noche blanca proyectada sobre las innumerables islas que vemos a ambos lados del recorrido, formando bonitas estampas dignas de ser fotografiadas.

Llegamos a las 0,15 horas a la ciudad de Bodo, la noche ya ha terminado y comienza el amanecer sobre una de las ciudades que el puerto nos dibujo como muy interesante. La ciudad es una de las más grandes del norte de Noruega (46000 habitantes) aún se encuentra situada dentro del círculo polar ártico.

Enseguida desembarcamos con la misma rapidez del embarque y damos una pequeña vuelta para pernoctar en algún aparcamiento libre de pago. Enseguida encontramos uno y allí nos situamos, la luz del amanecer nos hacer ver cruces al fondo,!si!, estamos en el aparcamiento del cementerio, ¡qué mejor lugar!, como estamos solos y la compañía no dice nada aquí nos quedamos, las coordenadas corresponden con N 67.27354 ; E 14.38399. Lo pongo aquí pero no quiero que haya problemas y reclamaciones y ya lo advierto: es un sitio tranquilo pero no deja de ser el Aparcamiento del Cementerio.

Document info
Document views223
Page views223
Page last viewedWed Jan 18 09:24:00 UTC 2017
Pages67
Paragraphs758
Words43157

Comments