X hits on this document

144 views

0 shares

0 downloads

0 comments

55 / 67

hacer todo eso me supondría 50 euros de comisiones, que le doy el importe y que el lo haga pero tampoco lo consigo.

Nos incorporamos a la autopista y unos metros más adelante ¡sorpresa! Toll (peaje) son 20 Dk (3 €) ya he desvalijado mi bolsillo de toda calderilla noruega, como último recurso tengo que hacer uso de la tarjeta Visa para salir de la última trampa noruega, aprovechando que el cobrador de la garita habla la lengua de Cervantes le saco otra vez el ticket del peaje de Stravenger pues me sabe mal salir del país sin estar en paz con ellos, y me vuelve a explicar lo mismo que es muy fácil que lo haga por transferencia bancaria desde mi país y le digo otra vez que costaría mucho más en gastos bancarios pero no consigo su clemencia, salgo de Noruega con una deuda que no se como me lo quitaré de encima, el ticket me advierte claramente que de no pagarse en 6 meses tomaran las medidas oportunas.

Enseguida vemos la señales de Suecia con la bandera de la Comunidad Europea, que alegría para todos estamos en Europa, buena carretera esta E-6 aunque para no desprestigiar al vecino noruego esta en obras para su desdoblamiento, las nubes siguen jarreando sobre nuestras cabezas y pasamos como una flecha por todas las ciudades costeras, nos da pena no parar en Goteborg pero queremos sentir pronto que viajamos en libertad y sin ninguna traba.

Paramos para cenar en una limpia y acogedora área de descanso de la autopista E-6, donde aprovecho para vaciar el químico en el w.c.,  cuyas coordenadas corresponden con N 56,83526 // E 12,70552, llevamos 9.421 Km. en este lugar y ya las piernas nos pesan, sabemos que aún nos quedan 101 kilómetros para llegar al puerto de Helsinborg (Suecia) y tomar el ferry que nos llevará hasta Dinamarca.

Sobre las 23,50 horas llegamos al puerto de la ciudad costera Helsinborg y nos ponemos en la fila de la compañía marítima “Scandlines” que en breves minutos saldrá su siguiente barco, el trayecto nos cuesta 395 SEK (38,54€), como no estamos prestos se nos escapa el barco por unos metros, justo cuando llegamos al semáforo para embarcar se pone en rojo. A la media hora llega un nuevo ferry, aún siendo los primeros para el embarque tenemos que reaccionar pues dos grandes trailers nos achuchan por la fuerza y consiguen ser los primeros en entrar y los primeros en salir.

El trayecto de regreso dura menos de 30 minutos, pese al cansancio lógico del viaje estamos muy contentos de haber llegado a Dinamarca y más en concreto a la ciudad de Helsingor. Las noches sobre estas coordenadas son ya completas, aquí por la ciudad no hay nadie por la calle, no sabemos donde ir y, como referencia le indico al tom tom que me lleve al parking del castillo Kronborg Slot –que teníamos intención de visitar al día siguiente– , la zona del aparcamiento se encuentra en obras y aprovechando la proximidad del puerto deportivo para darnos una vuelta, allí encontramos varios compañeros que han dado con sus huesos en el lugar, como uno más no hace ningún mal, “donde duermen cuatro duermen cinco” allí nos quedamos a pasar la noche. Las coordenadas del lugar corresponden con N 56.04166 // E 12,61615.

Día 28 de julio (martes) 9531 Km.

Amanecemos como siempre sin proponernos en un sitio idílico, por una lado se encuentra la imagen del puerto deportivo, lleno de pequeños barcos de gente humilde, incluso hay anclado un barco con nombre vasco, enfrente se ve la silueta de la costa Sueca, al otro lado, tenemos la pequeña playa que nos descubre la belleza del castillo de la localidad.

Nuestros vecinos han huido precipitadamente y en estos momentos no se si el aparcamiento en aquella zona esta permitida, a mi lado llega un coche con aperos para la pesca y a su ocupante le consulto la posibilidad de dejar el vehículo en aquella zona para hacer una visita a la ciudad, ¡No problem!, claro y expresivamente reflexiona que

Document info
Document views144
Page views144
Page last viewedSat Dec 03 06:55:38 UTC 2016
Pages67
Paragraphs758
Words43157

Comments