X hits on this document

183 views

0 shares

0 downloads

0 comments

61 / 67

Se reconstruyó el edificio siguiendo nuevas técnicas arquitectónicas, rosetón y bóveda sobre crucero con arcos ojivales, entre otras, inundando el edificio de luz coloreada. En el siglo XIII, bajo el reinado de San Luis, nuevas obras dieron a la basílica su aspecto actual. Pero las guerras y la Revolución francesa precipitaron su decadencia. Fue restaurada en el siglo XIX, en particular por el arquitecto, arqueólogo y escritor francés Eugène Viollet-le-Duc y se convirtió en Catedral.

Exteriormente, la fachada principal se compone de tres portadas adornadas con relieves, en las cabeceras del crucero se encuentran los grandes rosetones y sendas portadas. Es una fachada mutilada pues le falta la torre de la izquierda que en diseño de las catedrales normandas será la norma general.

El interior, tiene una longitud de 108 m, 37 m. de anchura y 29 m. de altura, la planta se dividen en tres naves que se apoyan sobre grandes columnas casi correspondientes al tamaño románicos, las naves laterales se ensanchan de camino al crucero, en la cabecera un profundo ábside rodeado de una girola y en los bajos la impresionante cripta.

Las tumbas reales fueron colocándose: por el crucero, en el ábside, la cripta. Se trata del conjunto funerario de escultura más importante de Francia que abarca desde la Edad Media hasta el Renacimiento, todas fueron profanadas durante la Revolución Francesa, cincuenta y una tumba fueron vaciadas, una a una, y se intento colocar en una fosa común con cal viva. Se descubrió la tumba de Enrique IV y apareció como su hubiera muerto el mes anterior, las facciones eran perfectamente reconocibles. Luego sacaron a Luis XIII que conservaba aún su hermoso bigote, el siguiente en salir fue Luis XIV con la mascara que cubría a los Borbones pero su color era negro. Luego salieron sucesivamente los de María de Médicis, segunda esposa de Enrique IV; de Ana de Austria, esposa de Luis XIII; de María Teresa, infanta de España y esposa de Luis XIV; y del gran Delfín. Todos aquellos cuerpos estaban putrefactos. Sólo el del gran Delfín estaba en putrefacción líquida. Posteriormente los cuerpos fueron sacados y colocados todos en dos tumbas y colocadas en la cripta que aún se pueden ver.

Las tumbas se encuentran distribuidas en el crucero sur: la capilla de San Luis de 16 yacentes, de los que subsisten 14, data aproximadamente de 1263.

El soberano muestra de este modo la dinastía de los Capetos como heredera de los Merovingios y de los Carolingios.

Los yacentes en la época de los Valois. El de Carlos V el Sabio es seguramente el primer retrato oficial de la historia de la escultura funeraria y una obra maestra de la escultura medieval.

La tumba de Francisco I, de Claudia de Francia y de tres de sus hijos se instaló once años después de la muerte del rey en 1547. El vencedor de la batalla de Marignano se presenta en un imponente arco del triunfo, signo del redescubrimiento de la Antigüedad en el Renacimiento.

Una parte de la cripta es dedicada a la Capilla de los Borbones contiene cenotafios realizados en el siglo XIX en honor de la dinastía de los Borbones, así como el corazón de Luis XVII.

La Cripta de Suger conserva varios capiteles dedicados en particular a la vida de San Benito.

Una de las capillas del deambulatorio alberga el sarcófago de la reina Arnegunda, esposa del rey Clotario, muerta entre 580 y 590 y primera reina enterrada en Saint-Denis.

La cripta arqueológica presenta los vestigios de los primeros edificios. Este lugar albergaba las sepulturas de los santos mártires Denis, Rústico y Eleuterio.

Document info
Document views183
Page views183
Page last viewedThu Dec 08 18:22:23 UTC 2016
Pages67
Paragraphs758
Words43157

Comments