X hits on this document

83 views

0 shares

0 downloads

0 comments

6 / 31

Por otra parte, señalan los investigadores, la participación fue un factor fundamental de empoderamiento de la comunidad.  Influyó fuertemente en:

la adquisición por parte de los miembros de la comunidad de nuevas habilidades organizacionales y de destrezas relacionadas con el manejo del agua.

el fortalecimiento de la organización comunitaria.

Los resultados indican que la participación no debe limitarse a algunas etapas del proyecto.  La efectividad aumenta cuando está presente en todo el ciclo del proyecto.  Por ello los serios problemas que encuentran los proyectos de agua que son diseñados sin consulta a los beneficiarios y en los que se espera después que la comunidad no consultada se hará responsable por su operación y mantenimiento.

El cambio en la aplicación de la participación generó variaciones sustanciales a lo largo de la vida de los proyectos.  Entre otros casos examinados, en su fase 1 el proyecto del Aguthi Bank en Kenya fue conducido sin la participación de la comunidad.  Estuvo plagado de problemas, demoras en la construcción, sobrecostos, y desacuerdo sobre los métodos de pago de los consumidores, y tuvo que paralizarse.  Fue rediseñado y los líderes locales se autoorganizaron en el Aguthi Water Committee.  Trabajando con el equipo del proyecto movilizaron el apoyo de la comunidad.  Ella comenzó a contribuir con trabajo y aportes económicos.  Desarrollada de ese modo, la fase 2 del proyecto se completó en tiempo y dentro del presupuesto fijado. La comunidad paga las tarifas mensuales acordadas por el servicio, y el mantenimiento del sistema y cogestiona ambos con el Gobierno.  En Timor, Indonesia, el programa Wanita, Air Dan Sanitasi se propuso ayudar a que grupos de la comunidad fundaran y administraran su propio sistema de agua.  Se formaron grupos pero los equipos gubernamentales demoraban en llegar.  Los grupos incrementaron su participación y comenzaron a operar solos.  Negociaron derechos de agua con un grupo vecino, consiguieron material de construcción, y construyeron tanques de agua con una limitada asistencia técnica.

La opción por la participación en lugar de otras modalidades posibles se considera asimismo la causa determinante del éxito en el Proyecto de Agua Rural del Banco Mundial en el Paraguay.   Se ayudó a fortalecer una agencia gubernamental SENASA que tuvo la misión de promover en cada comunidad la creación de juntas y acordar con ellas contratos para la construcción y mantenimiento de los sistemas de agua.  Se eligió esa alternativa que llevaría mas tiempo en lugar de la de contratar una empresa externa que llevara adelante en corto plazo las construcciones.  Los resultados convalidaron la elección.  El Proyecto excedió las expectativas. Las comunidades contribuyeron con el 21% de los costos totales de construcción (un 6% más que los estimados originales) y el proyecto sirve a 20.000 personas más que las originalmente estimadas.  La operación y el mantenimiento son satisfactorios.  Las juntas comunitarias están bien motivadas, manejan los sistemas satisfactoriamente, cumplen con los compromisos financieros, y tienen limitados problemas en recoger las contribuciones.

Document info
Document views83
Page views83
Page last viewedMon Dec 05 15:21:35 UTC 2016
Pages31
Paragraphs308
Words12560

Comments